CRONICAS POLICIALES

La autopsia que complica al cortista Caballero Vidal

Por primera vez en televisión, Gustavo Martínez Puga mostró en Crónicas Policiales el documento que pone en evidencia la contradicción del entonces juez de la dictadura, que convalidó una mentira: que el detenido Alberto Carbajal había fallecido por suicidio, cuando en realidad lo habían asesinado en el Penal.
lunes, 21 de agosto de 2017 · 13:50
Por primera vez en televisión, Gustavo Martínez Puga mostró en Crónicas Policiales el documento que pone en evidencia una contradicción que complica al cortista Juan Carlos Caballero Vidal, investigado por delitos de lesa humanidad en la dictadura.

La acusación ahora es que Caballero Vidal convalidó una mentira: que el detenido Alberto Carvajal había fallecido por suicidio, cuando en realidad lo habían asesinado en el Penal.

Caballero Vidal fue imputado por seis delitos de lesa humanidad por el fiscal federal Francisco Maldonado. El cortista logró frenar la investigación cuando recusó al fiscal y al juez Leopoldo Rago Gallo. Pero la Cámara rechazó esa maniobra.

Todo fue por una causa en la que le imputaron seis delitos de lesa humanidad al cortista Caballero Vidal de cuando era juez de la dictadura, en el Sexto Juzgado Criminal.

La raíz de ese escándalo fue la declaración del abogado Pedro Bayúgar, quien dijo que el cortista puso una pistola 9 mm sobre el escritorio cuando le pidió que investigara la detención ilegl de un profesor de la UNSJ, Héctor Cevinelli.

Pero luego de eso se originó un nuevo hecho dudoso, que será investigado si el fiscal federal Maldonado se lo requiere al juez Rago Gallo: la muerte de Carvajal.

El abogado Carlos Bula dio su testimonio ante el juez Rago Gallo, de que Caballero Vidal no había investigado el crimen del militante del Partido Comunista, fallecido en los años '70 durante su privación de la libertad, en el Penal de Chimbas.

El documento clave es la autopsia sobre los restos de Carbajal. En principio fue declarado suicidio por ahorcamiento. Pero luego se confirmó que había fallecido por los golpes y picanas que sufrió en la detención.

La pregunta es si Caballero Vidal contribuyó a enmascarar el hecho delictivo en aquella oportunidad.