Mujeres activas

Natalia Cabeza: 'La cartera es una prenda que determina el estilo de cada mujer'

La diseñadora sanjuanina se mudó a Mendoza y sus carteras marcan tendencia.
sábado, 3 de octubre de 2020 · 09:09

Natalia Cabeza es una sanjuanina que desde hace más de diez años se dedica a trabajar el cuero con pasión. Al frente del emprendimiento “Natalia Cabeza Cuero” su trabajo apunta a conocer las necesidades de las mujeres que aman lo exclusivo, que tienen una gran personalidad y que desean marcar la diferencia.

Dedicada al diseño y fabricación de carteras Natalia comentó a Canal 13: “Mis productos sobresalen por las combinaciones de colores y texturas, y los modelos son diseños únicos e irrepetibles, atemporales. Trato de que mis carteras sean una prenda más, de hecho el slogan de mi marca es ´Carteras que te visten´”.

Nacida en San Juan, la diseñadora comentó que su crianza fue en Mendoza y a los 16 años regresó a nuestra provincia. A partir de ese momento estuvo entre Cuyo, Córdoba y Bariloche por cuestiones personales y profesionales. Finalmente y luego de muchas experiencias vividas Natalia se instaló nuevamente en Mendoza donde encontró su lugar.

Acerca de su formación profesional relacionada al diseño y a la costura, la entrevistada dijo: “Estudié diseño en Córdoba y luego en Buenos Aires. Tuve esta pasión desde pequeña y tuve la suerte de saber qué quería hacer desde siempre. Empecé diseñando indumentaria, luego pasé a hacer alta costura, hasta que descubrí mi pasión por el cuero y me enfoqué en las carteras, aunque ahora también diseño indumentaria y objetos”, comentó.

Con muchos conocimientos sobre el diseño y las tendencias, Natalia comenzó a trabajar profesionalmente a los 24 años en un momento en donde aún no estaba instalado el valor que en la actualidad se le da al “diseño de autor”, al menos no en San Juan: “De igual modo, arremetí, me la jugué y creí en mi pasión. Creer siempre fue mi fuerte y, aún con muchas piedras en el camino, salió bien. Amo esas piedras que me hicieron crecer”, dijo la diseñadora convencida de lo hecho.

Acerca de su pasión por el diseño y la fabricación de carteras, Cabeza comentó que mientras se dedicaba a la alta costura tenía en mente el desafío de comenzar a hacer carteras. En un primer momento las realizó a mano y fue tal su sorpresa y pasión, que dejó todo y se fue a Buenos Aires a tomar clases intensivas con una marroquinería italiana en donde aprendió los secretos del oficio.

Con miles de ideas y muchas ganas de ponerlas en práctica Natalia Cabeza regresó a Mendoza, abrió su taller y comenzó lo que hoy ya es un boom entre las mujeres no sólo de Mendoza y San Juan, sino que sus diseños llegan hasta varios puntos del país y del mundo. Inclusive en la actualidad en el taller de Natalia también se fabrican productos para marcas de Mendoza y Chile.

Acerca de cada diseño, Natalia resumió qué entrega en cada producto: “Color, amor, compromiso, dedicación. Ofrezco que abran la puerta y encuentren su estilo, que sean únicas. Las invito a que sean y que no pertenezcan a mandatos sociales o de la moda. Si te gustó, úsalo; así de simple”, comentó y sobre la pasión que vuelca en cada pieza dijo: “Todo lo hago con amor profundo y absoluto y cuando brota de ese lugar se entrega todo. Entonces, si tuviera que definir mis productos diría que son arte, son piezas únicas…Mis carteras son para mujeres con mucha personalidad, que quieren marcar una diferencia y que no quieren estar masificadas, porque en mis diseños intento romper reglas y estructuras. Debemos dejar de pensar que la cartera negra es el complemento perfecto, la cartera es una prenda que determina el estilo de cada mujer, entonces tenemos que animarnos a jugar más, a relajarnos y probar el color, la textura, las combinaciones. La cartera es otra prenda, la cartera te viste”.

Trabajando en su taller con todos los protocolos sanitarios exigidos por el Gobierno provincial, Natalia se refirió al difícil momento que atraviesa el mundo por la pandemia del coronavirus y comentó: “Me confirma algo en lo que trabajo hace años: tomar conciencia de nuestro ser y reconocer cuando es el miedo el que está marcando nuestros pasos. Reconocerlo, abrazarlo y despedirlo con amor. Y poder ver que estamos rodeados de abundancia y que como es, es perfecto. Agradecer y empatizar”, reflexionó la diseñadora.

No tan lejos de San Juan pero con las fronteras cerradas en este momento, Natalia recuerda su provincia y las cosas cotidianas que más extraña: “El tiempo compartido con excelentes personas que tuve la suerte de conocer, tengo grandes y muy queridos amigos en San Juan. Siempre lo que terminamos extrañando de los lugares son las personas y el cariño compartido”, finalizó.