Mirá, el sanjuanino por el mundo

Hoy Etiopía (primera parte)

Nuestro itinerario africano sigue por Etiopía, un país para muchos desconocido pero lleno de vida y tradiciones ancestrales, con sus pueblos que aún viven enclavados en la historia y sobre todo de sus tradiciones cristianas en la región de Lalibela. Preparate y disfrutá de éste paseo nada tradicional.
domingo, 19 de enero de 2020 · 10:26

Lo que suponíamos, internet no funciona por más que te digan que hay wifi en cualquier Lodge en donde nos detengamos, las conexiones son malas y por algunos días estuvimos desconectados del mundo.-

Etiopia es el estado independiente más antiguo de África y del mundo. Y para algunos es la Cuna de la Humanidad ya que acá se encontraron restos casi humanos (homínidos) de más de 160 mil años y entre ellos apareció “Lucy”, bautizada así por la persona que la descubrió era fanático del tema “Lucy in the Sky whit Diamonds” de The Beatles, pero los locales la llaman Dnkinish. Además Etiopia ya está nombrada en La Ilíada y La Odisea de Homero y 400 años a.C ya dominaba el Reino de Abisinia (Etiopia, Somalia, Eritrea y Yemen, del otro lado del Mar Rojo) manteniendo comercio con Asia, Persia y China.-

Etiopia se jacta de ser uno de los países africanos que nunca formó parte de un imperio colonial, excepto antes de la Segunda Guerra Mundial cuando las tropas de Mussolini invadieron y saquearon el país y se quedaron por 5 años (cuando fueron derrotados por los ingleses) dejando una gran influencia, sobre todo en la elaboración de la pizzas y el ristretto. Aunque, fuera de eso, Etiopía siempre quedó en la mira del mundo, debido a sequias y hambrunas, que según estadísticas mataron a más de un millón de personas.-

Los etíopes parecen raros pero son buena gente y se nota en la cordialidad y en la atención que te prestan. Son un pueblo muy orgulloso de su historia y de sus costumbres y es un lugar para visitar si no te atemoriza el caos vehicular, los 90 millones de personas, los animales sueltos y las sorpresas que te podes encontrar a la vuelta de la esquina. Acá conviven 80 lenguas y 200 dialectos, aunque todos entienden el idioma Amárico (que por supuesto lo entienden solo ellos, ya que es un idioma propio con letra propia y muy difícil de aprender). Hasta acá una parte de la historia de éste país, pero hay más.-

El Reino de Saba

Los etíopes dicen que el Reino de Saba, mencionado en el Antiguo Testamento, estuvo acá. Resulta que Makeba, la bella Reina de Saba, visita al Rey Salomón en la antigua Israel porque había escuchado de su bondad, su inteligencia y su riqueza. Así que ella, viaja a través del desierto cargada de especias, oro y piedras preciosas como tributo a Salomón. Al llegar se enamoran. Ella, impresionada por este hombre, se convierte al monoteísmo y él prendado por su belleza, le pide que se quede. Makeba acepta y se queda un tiempo. Lo suficiente para que Salomón se quedara con todo sus tesoros y ella volviera a Etiopia embarazada de Menelik I. El chico crece sabiendo que era hijo del Rey Salomón y al cumplir 22 años vuelve a Israel porque quiere conocer a su padre. Como prueba de que era su hijo lleva un anillo que el Rey le había regalado a su madre al partir, por lo fue recibido y reconocido como propio y tratado como príncipe en Jerusalén.-

Al año, los ancianos de Israel se quejan ante Salomón por sus preferencias con el joven e insisten en que para bien de todos, él debería regresar a Etiopía. Salomón sigue el consejo de los ancianos y envía a Menelik I de vuelta a su tierra natal. El joven furioso por ésta decisión busca venganza y junto a un grupo de amigos roban “El Arca de la Alianza” (la misma de Indiana Jones y Los Cazadores del Arca Perdida) que Salomón guardaba entre sus preciados tesoros. Menelik I deja una réplica en su lugar y huye de Israel. Según la Biblia, el Arca de la Alianza es una gran caja recubierta con láminas de oro, con dos querubines alados sobre su tapa, en donde se guardaban las Tablas de la Ley que Moisés recibió de Dios con los Diez Mandamientos. El Arca de la Alianza, no sólo es el objeto sagrado más codiciado por el hombre, sino también el más buscado de la tierra. La leyenda cuenta que Menelik I y sus amigos la escondieron en algún templo en la isla de Elefantina cerca del río Nilo, en Egipto, en donde permaneció oculta unos 800 años. Luego fue trasladada a uno de los templos en Lalibela, en Etiopía. Desde esa época permanece oculta y custodiada por monjes (pero eso es parte de otra historia y te la cuento más adelante).-

Siglos después de Salomón apareció Baltazar, aquél Rey Mago negro que viaja desde Etiopía, siguiendo una estrella fugaz junto a Gaspar y Melchor que venían de Europa y Oriente, para rendirle homenaje a Jesús de Nazareth que nacía en Belén. La teología aprovecha esta consideración de los magos como sabios o astrónomos para unir en esta adoración el encuentro entre la ciencia y Dios. Pero ese es otro tema. Resulta que Baltazar, tardó 8 años en regresar a su casa (me imagino la cara de la esposa cuando lo vio llegar). Nadie le creyó cuando decía que fue a rendirle tributo a un chico que había nacido hace 8 años y que algún día sería famoso. Baltazar revolucionó al pueblo con su llegada y sus ideas innovadoras, pero lo peor fue qué el día que les dijo a todos:

- Silencio, silencio allá atrás, escuchen todos. Vamos a tener que hacer algunos cambios y uno de ellos será el calendario. Desde hoy se olvidarán de que día es y vamos a comenzar a contar de nuevo los años. Así que hoy, para todos, es el día uno, entendieron?  

Nadie entendió que pasaba pero le hicieron caso y ahí empezó ese desfasaje. Esto hizo que todo el almanaque etíope se corriera 8 años. Pregunta: eso hace a los etíopes 8 años más jóvenes? No. O sea, ahora están en algún día del final del año 2011. Los etíopes, usan el calendario cristiano copto y celebran el Fin de Año el 11 de septiembre. Además tienen una hora diferente, que empieza a contar desde que sale el sol (alrededor de las 6 de la mañana) y finaliza a las 6 de la tarde. Esta hora está unas 6 horas atrasada en relación a su hora nacional. O sea, si un etíope te dice, nos juntamos a la una a comer, averigua bien porque a lo mejor son tus siete de la tarde.-

Adelantemos el tiempo

Siglos más tarde, en los Juegos Olímpicos de Roma 1960, apareció alguien que no estaba en los planes, un desconocido que llamaron a último momento como reemplazo de un atleta titular y se llamaba Abebe Bikila. Este atleta no solo corrió y ganó la maratón de 42 km, sino que lo hizo descalzo (si, si, el negro corrió en patas y ganó el maratón). Nadie lo podía creer. Bikila completó la carrera en 2h15'16", estableciendo una nueva marca mundial. Durante la prueba, Bikila pasó frente al Obelisco de Axúm que fuera robado de Etiopia por las tropas italianas en 1937. Adi Dassler, creador de Adidas y auspiciante del Maratón, se puso como loco.

 - No puede ser. Soy el sponsor del Maratón. Les regalo zapatillas a los corredores. Llega un atleta del medio de África. No usa mis zapatillas. Corre descalzo el Maratón. Y gane.-

   - Alguien me lo puede explicar???

  - No es bueno para el negocio, todo el mundo va a querer correr descalzo!!!

   - Hagan algo!!!!

Cuatro años más tarde se pensaba que Bikila no se presentaría en los olímpicos de Tokio ya que 5 semanas antes había sido operado de apendicitis, poniendo en riesgo su participación. Pero él se sobrepone, corre el Maratón y vuelve a ganar, pero esta vez con zapatillas marca Puma (Adi Dassler nunca tuvo suerte con Bikila) y con una nueva marca mundial: 2h12´12”. El etíope vuelve a presentarse en México 68 pero ésta vez, tuvo que abandonar por problemas en su rodilla y por efecto de la altura tras haber recorrido solo 17 km. El estadio nacional de Addís Abeba lleva su nombre en su honor.-

En Etiopia un gran porcentaje de su población es cristiana copta, regida por la Iglesia de Alejandría en Egipto. El cristianismo fue introducido por el monje Frumencio, que luego fue consagrado como obispo de Etiopía por San Atanasio, patriarca de Alejandría. El monje logró la conversión del rey Ezana y de esa época viene la difusión de la escritura y el idioma ge´ez que sustituyó al griego en la liturgia de la Iglesia Etíope.-

Más adelante y durante los años 30, aparece en la vida pública de Etiopía, Tafari Makonnen conocido por el mundo como Haile Selassie, quien era hijo y nieto de familias de gran estirpe. Fue nombrado Tafari que significa “aquel que merece respeto” y ocupó el cargo militar Ras (Cabeza) que es como un General. Aunque él nunca fue militar hay fotos que lo muestran vistiendo elegantes uniformes, con grandes medallas doradas y otorgándose a sí mismo una infinidad de títulos honorarios como Emperador, Rey de Reyes, Señor de Señores, León Conquistador de la Tribu de Judá, Elegido de Dios, Protector de la Fe y uno cuantos títulos más. Todo un humilde.-

En 1936 se exilia en Bath, Gran Bretaña, a causa de la invasión de las tropas italianas por parte del dictador fascista Benito Mussolini. Al terminar la invasión gracias a Inglaterra, él vuelve a Etiopía en donde retoma el poder e introduce varios cambios como una nueva constitución con una legislatura bicameral, pero en donde el poder quedaría en manos de la nobleza, también prohíbe la esclavitud e impone severas sanciones al comercio de esclavos y cambia su bandera nacional: la original tenía un escudo que representaba a las distintas tribus y él cambia ese escudo por el León de Judá, símbolo salomónico; por eso el rastafarismo que nace en los barrios de Jamaica, se hace fuerte en Etiopía con la llegada de Selassie, que se dice el Elegido de Dios y Descendiente de Salomón a la escena pública, gobernando el país con estatus de profeta.-

Selassie, produce otros cambios en el país, como un aumento de sueldo para militares, pero no fue suficiente como para tranquilizar al ejército, por lo que comienza un golpe de estado. La familia imperial es encarcelada y sesenta ex funcionarios son ejecutados sin juicio previo, entre ellos el nieto de Selassie y ex primeros ministros. Estos asesinatos fueron condenados por el príncipe heredero, Asfa Wossen, y los militares responden a esto revocando su legitimidad imperial y anunciando el fin de la dinastía Salomónica. El 27 de agosto de 1975, Haile Selassie, muere en circunstancias poco claras a los 83 años. Oficialmente se declaró que la muerte se debió a complicaciones tras una operación de próstata realizada dos meses antes, sin embargo sus seguidores dicen que fue asesinado​ por orden de Mengistru Mariam, uno de los hombres más cercanos al nuevo jefe de Estado, Tafari Benti y que más tarde se convertiría en el hombre fuerte de Etiopia.-

Ceremonia del Café

El café en Etiopía es muy importante y prepararlo es toda una ceremonia que pudimos disfrutar a lo largo de nuestro viaje. Si sos invitado, participar en esta ceremonia es parte del respeto que debes mostrar. La invitación a un “buna” es para celebrar una amistad. Pero no sólo la veras en una vivienda particular, también en un restaurante e incluso también en un aeropuerto. La ceremonia forma parte de la cultura etíope desde hace años, por lo que se conserva este ritual como herencias de sus ancestros. En estas ceremonias, los cafés suelen beberse en unas tazas pequeñitas sin asa, llamadas “cini” y algunos prefieren beberlo con especies como cardamomo, jengibre, clavo o canela.-

Para la ceremonia, todo se organiza sobre un “rekbot” (plataforma de preparación) dispuesto sobre un lecho de hierbas y flores. La anfitriona es una mujer joven, vestida con la prenda tradicional de algodón blanco. Ella tostará los granos de café en una sartén plana y luego los lavará hasta separar las cáscaras. Cuando los granos se hayan vuelto negros y brillantes, ella pasará la sartén alrededor de la habitación, para que los todos disfruten del aroma. Luego los granos son molidos en un mortero y se vierte en una vasija de barro adornada, llamada “jebena“, redonda en la parte inferior y estrecha en el borde, con un largo pico, en donde se la hace hervir varias veces antes de disfrutar de éste sabor tan especial.

 

Mail: silviayoscarporelmundo@gmail.com

Blog: https://silviayoscarporelmundo.blogspot.com