Mira, el sanjuanino por el mundo

Hoy Gran Bretaña – Primera Parte

Nuestra visita a Irlanda termina sin problemas y volamos a Gran Bretaña. Al llegar al aeropuerto de Gatwick en Londres, debíamos retirar un coche que habíamos rentado previamente. Pero, como pasa casi siempre, el coche no lo tienen. El motivo? No lo sabemos. Vení que te contamos que pasó?
domingo, 1 de noviembre de 2020 · 12:00

Ya al bajar del avión, vamos hasta el rental car y al llegar a la oficina en cuestión nos enteramos que nuestro coche no lo tenía y nos pedían mil disculpas por lo sucedido. Pero que hacen los muy turros, para que no te enojes por su falta de compromiso? Te dan un coche superior por el mismo precio. Así que nos entregaron un Toyota Hibrido CHR, caja automática, volante a la derecha, asientos envolventes, con un montón de pantallas y sensores, que para nosotros era una nave espacial. Nos brillaron los ojitos. Así que nos subimos a la nave y salimos manejando en dirección a York al norte de Londres. Tiembla Han Solo y su El Halcón Milenario en La Guerra de las Galaxias.

Dicho esto, seguimos sigamos viaje.

El recorrido nos llevaría todo el día y en el camino visitaríamos otras ciudades.

Nuestra primera visita fue Cambridge, una ciudad fascinante a una hora de Londres, conocida por su universidad y al visitarla seguro te quedas con ganas de quedarte más tiempo.

En la ciudad se encuentra el Pasaje de San Eduardo, que es un callejón del siglo XIII que aparece ya en los primeros planos que se hicieron de la ciudad durante la Edad Media y ahí se encuentra la Iglesia de St. Edward, cuna de la reforma inglesa, porque aquí fue donde, por primera vez, se dio un sermón en el que se acusaba a la Iglesia católica de herejía. Fue durante la misa del gallo en la Nochebuena de 1525.

Uno de los lugares para visitar es el King College, fundado en el siglo XV por el rey Enrique VI y donde hoy estudian unos 600 alumnos de todo el mundo, con grandes jardines y una espectacular capilla gótica. Una de las curiosidades el Mathematical Bridge que según dicen, fue construido por Isaac Newton quien para su construcción usó tablas dispuestas de tal modo que no necesitó clavos ni tornillos, desafiando así a su propia ley de la gravedad. Aunque la historia no es real, ya que cuando se construyó, Newton ya había fallecido y además tiene clavos y tornillos, aunque están ocultos.

Lo que sí es real es el Corpus Clock, inaugurado en el 2008 por Stephen Hawking, que tiene la característica de marcar la hora exacta una vez cada 5 minutos. Entre esos intervalos el péndulo se acelera o se detiene para representar la irregularidad de la vida. El reloj, bañado en oro 24 kilates, tiene en la parte superior un saltamontes que abre y cierra la boca para comerse el tiempo.

La ciudad de Cambridge es junto a Oxford, una de las ciudades universitarias más famosas del Reino Unido y de hecho le debe su existencia a Oxford ya que un grupo de académicos de la Universidad de Oxford, fundaron la ciudad en 1209 cuando huyeron de Oxford tras una pelea con las autoridades. Aún hay rivalidad entre ellas y todos los años compiten en una famosa carrera de remos en el rio Támesis de Londres.

De la universidad salieron 9 premios nobel y 6 primeros ministros y varias películas fueron ubicadas en Cambridge como Alan Turing: Descifrando Enigma, que trata sobre la vida del científico, matemático, lógico y criptógrafo que pasó a la historia por descifrar el Código Enigma, el lenguaje secreto de la Alemania Nazi, contribuyendo así de hacerse de información valiosa para cambiar el curso de la historia y acortar la Segunda Guerra Mundial.

Otra película es Stephen Hawking: La teoría del todo, que muestra la vida de uno de los científicos más conocidos de la actualidad. Que si bien estudió matemáticas en Oxford, se doctoró física en Cambridge. Basándose en los estudios de Einstein, Hawking investigó los agujeros negros y para lograrlo unió las teorías de la relatividad y la mecánica cuántica. La Teoría del todo no solo es el nombre de la película biográfica de Hawking, es una hipótesis en la que se trata de unificar todas las teorías físicas en una sola.

Pero tal vez la película más famosa es Carrozas de Fuego, que inicialmente se sitúa en el campus de la Universidad de Cambridge, transcurre en la década del veinte y se basa en la vida real de dos jóvenes corredores de diferentes clases sociales, Harold Abraham y Eric Lindel, uno cristiano y otro judío, que se entrenan para competir en los Juegos Olímpicos de París en 1924. En la escena final de la película se puede ver a un grupo de corredores en las playas St. Andrews en Escocia, mientras de fondo suena la música de Vangelis.  

Leicester y Nottingham

Salimos de Cambridge y después de unos 130 km visitamos Leicester. Se sabe que existió una colonia celta, pero también llegaron vikingos, anglosajones y al llegar los romanos construyeron algunas fortificaciones de las cuales nació la ciudad que cobró importancia en la Edad Media y siguió con su crecimiento durante la Edad Moderna. Hoy en día Leicester es una ciudad típica inglesa con un casco antiguo, donde hay edificios de la época victoriana, incluso se pueden visitar las ruinas de las termas romanas, la pared de los judíos y la torre Clock Tower, pero también hay edificios modernos como el Centro Espacial Nacional.

Tal vez, lo más conocido en éste momento den la ciudad, sea su equipo de futbol que participa de la Premier League y durante la temporada 2014/2015, se salvó del descenso en forma inédita, para salir campeón en la temporada siguiente con Claudio Ranieri como técnico. El dato curioso es que lo hizo por primera vez, después de 132 años de creación. Muchos fanáticos aún recuerdan la apuesta arriesgada que hizo el actor Tom Hanks al apostar 100 libras esterlinas a principio de la temporada al Leicester City, siendo fanático del Aston Villa que ese año se fue al descenso. El tema es que las apuestas pagaban 5.000 libras por lo que le dejaron una ganancia de 500.000 libras esterlinas. Si fue verdad te puedo decir que Tom Hanks es un visionario porque nadie imaginaba al Leicester City campeón de la Premier League.

A menos de una hora de distancia se encuentra la ciudad de Nottingham conocida por ser la cuna de la leyenda de Robín Hood y por su castillo, construido sobre una colina, que se ha reconstruyó en varias ocasiones desde el medievo y alberga un museo y una galería de arte.

En tiempos anglosajones la zona fue parte del Reino de Mercia y cayó bajo dominio de un jefe sajón llamado Snot, por lo que se hizo conocido como Snotingaham.

El Castillo de Nottingham fue construido en el siglo XI sobre una colina y durante el asentamiento anglosajón se convirtió en municipio inglés, albergando el Palacio de Justicia y el Ayuntamiento.

La historia cuenta que al regresar de las Cruzadas el Rey Ricardo Corazón de León, el castillo estuvo ocupado por su hermano, el Príncipe Juan Sin Tierra y sus partidarios, entre ellos el sheriff de Nottingham, por lo que el castillo fue sitiado por Ricardo y luego recapturado. Se sabe que durante la época de Juan Sin Tierra se sitúan las leyendas de Robín Hood, el castillo es el lugar del enfrentamiento entre el comisario y el forajido héroe.

Muy cerca de Nottingham están los Bosques de Sherwood y es cuando imaginas una flecha volando entre los árboles y se ensarta en el medio de otra, mientras de fondo, Brian Adams, te canta (Everything I Do) I do It for You. Y ahí aparece Kevin Costner en la piel de Robín Hood. El personaje podría ser real, pero no está confirmado aunque hay manuscritos de cientos de años que cuentan historias sobre él.

Cuenta la leyenda que al volver de las Cruzadas, el joven Robín de Locksley reclamó sus títulos que le había sido arrebatado por las autoridades de Nottingham y además el pueblo era oprimido por el Príncipe Juan y su sheriff, quienes utilizaban la fuerza pública para acaparar de forma ilegítima las riquezas de aquellas personas que se les oponían. En la Inglaterra medieval, todo individuo que se oponía a los edictos reales era considerado forajido y desterrado, mientras los aldeanos debían pagar muchos impuestos a la realeza.

Así que confinaron a Robín al Bosque de Sherwood, pensando que se habían deshecho de él y no regresaría a reclamar las posesiones que le habían sido arrebatadas. Pero en el bosque se encuentra con más desterrados y es allí donde arma su banda de ladrones que robaban a los ricos para darles a los pobres y Robín, que era considerado el mejor arquero de la época, comienza así una lucha contra el sheriff y el príncipe.

Muchos historiadores han investigado a éste personaje, llegando a decir que su existencia fue verdadera, pero bajo otros nombres. Algunos afirman que se trataba del sobrino de un herrero que habría nacido en 1290. En junio de 2006, unos arqueólogos británicos dijeron haber ubicado las ruinas de la vivienda de Robín Hood en el condado de Yorshire, cuestionando la tradición que Robín había vivido en Nottingham. Esta noticia tuvo un impacto negativo para la ciudad porque cada año llegan muchos turistas interesado en la historia de éste héroe.

Se sabe también, que las primeras publicaciones sobre Robín Hood aparecieron en 1459, cuando Wyrkyn de Worde, que fue el primero en fomentar la imprenta en Inglaterra, y publicó un libro que señalaba que el verdadero Robín Hood, se escondía bajo la identidad de Robert Frizhood, conde de Huntington a quien le retiraron su título de noble.

La leyenda cuenta que después de vengarse del sheriff de Nottingham, el Rey Ricardo Corazón de León le reintegro su título nobiliario y su fama trascendió las fronteras del reino, pero se sabe que Robín Hood volvió a los bosques para continuar su vida, estar con su gente y casarse con su amada Lady Marian, hasta que cayó herido de muerte y se refugia en el Convento de Kirklees. Antes de morir, dispara con su arco a través de una ventana y pide que lo entierren donde caiga esa flecha. Cerca del convento, una antigua lápida señala el lugar en el que supuestamente cayó la flecha y Robín fue sepultado. La leyenda de Robín Hood llegó al cine y se pueden encontrar varias películas, cortometrajes y series sobre él desde el año 1908 hasta el 2018.

Sheffield y Leeds

En nuestro camino hasta York pasamos también por otras dos ciudades Sheffield y Leeds.

Sheffield es la cuarta ciudad de Inglaterra, con una población de casi 500.000 personas, pero si me preguntas cuanto tiempo se tarda en verla, te diría que depende de los gustos de cada uno. La ciudad fue centro de explotación del acero pero luego cayó en desgracias y miles de personas emigraron o perdieron sus trabajos en las fábricas. Podés visitar el invernadero Winter Gardens con techos de cristal y lleno de plantas exóticas o también tal vez su espectacular catedral anglicana, cuya construcción viene del siglo XIII, y sus vitraux narran tramos de la historia que van desde la Creación hasta la Segunda Guerra Mundial. También donde se crearon los dos clubes de futbol más antiguos del mundo: el Sheffield F.C de 1857 y el Hallam F.C de 1860 y donde se crearon las primeras reglas de éste deporte conocido como Las Reglas de Sheffield. En sus calles y pubs, comenzaron artistas como Joe Cocker, Def Lepard, Artic Mokeys o Human League. Pero cuando hablamos de Sheffield, mucha gente recuerda la película Full Monty, que se grabó acá y muestra a un grupo de desempleados que intentan realizar un show para salir de la crisis. Durante mucho tiempo, parte de la población de Sheffield trabajaba en la industria metalúrgica y en sus talleres, pero al llegar los años 90’, también llegó la reconversión industrial que transformó a la región en un páramo, por lo que parte de su población no solo quedó sin trabajo, sino que también sin ilusiones.

La película se inspira en un shows de strippers masculinos para un público femenino y eso hace que éstos desempleados elaboren un plan para convertirse en strippers y hacerse de dinero. Full Monty fue nominada a cuatro Premios Oscar en 1998 pero fue eclipsada por la gran ganadora: Titanic, pero obtuvo sólo el premio a mejor banda sonora.

Quien no recuerda dos de los temas más populares del film. Uno de ellos es Hot Stuff cantado por Donna Summer que suena cuando los personajes están en la cola de desempleados. Y por supuesto el tema final de Joe Cocker, cantando por Tom Jones You can leave Your hat on, cuando hacen su show al final de la película.

A 50 km de Sheffield, está la ciudad de Leeds, cuya historia se remonta al siglo V, cuando éste sitio era el reino celta de Elmet y estaba cubierto por bosques de Loidis, dándole el nombre actual. Durante la Revolución Industrial, Leeds se convirtió en centro de producción y procesamiento de lana,​ antes de transformarse en un gran polo comercial. Hoy Leeds, es después de Londres, el centro de negocios financiero y la ciudad con más tasa de crecimiento del Reino Unido.

Al ser una ciudad industrial importante, durante un tiempo la convirtió en una ciudad fea. Sin embargo, las remodelaciones del casco histórico la convirtieron en una joya moderna. El centro de Leeds es un buen lugar para hacer turismo y se puede recorrer a pie. Uno de los lugares para visitar es el Victoria Quarter, un gran centro comercial cubierto de estilo victoriano y grandes portales, lleno de tiendas, también podes visitar  el Kirkgate Market que es el mercado cubierto más grande de toda Europa y abrió sus puertas en 1822. Pero si aún te dan las piernas para caminar, podes visitar el Royal Armouries Museum en donde se exponen distintas colecciones nacionales de armas y armaduras de Inglaterra, un museo bastante grande que cuenta con cinco pisos y es gratuito.

Solo estuvimos de paso por la ciudad de Leeds, pero en la actualidad, la ciudad tiene la característica de albergar a una persona que llegó hace poco y ya hizo historia en el fútbol: Marcelo Bielsa. Quien hizo ascender al Leeds United a la Premier League inglesa después de 16 años fuera de la categoría, lo que le asegura a la institución no sólo jugar en la elite, sino también ingresos económicos que rondan los 200 millones de dólares anuales entre derechos de televisación, sponsors y acuerdos comerciales. Un monto significativo para equilibrar las cuentas tras años de inversiones sin suerte.

Los hinchas del Leeds no dudaron en llenar las calles de la ciudad para festejar y las demostraciones de amor a Bielsa fueron tan impresionantes que las canciones dedicadas él sonaron en todos los pubs ingleses, a la vez que crecieron los murales en edificios y grafitis en puestos de diarios y revistas, con leyendas como “In Bielsa we trust” y otro con tono más argento que dice “Vamos Leeds Carajo” y ni hablar de la cerveza creada en su honor la “Bielersa” o del fan que  encargó una escultura de Bielsa, realizó una rifa y donó lo recaudado a una entidad benéfica. Una verdadera locura.

Llegada a York

A unos 40 km de Leeds, está la ciudad de York, nuestro destino final.

Esta histórica ciudad fortaleza, tiene unos 2000 años de historia y fue fundada por los romanos en el año 71 d.C y nombrada Eboracum, para ser convertida en una de las dos capitales de la Britania romana. Tanto Constantino el Grande, como Septimio Severo gobernaron Britania durante años. Después llegaron los anglos y los vikingos en el 866, que la renombraron Jórvic, de donde viene el actual nombre. La ciudad fue creciendo fuera de sus fortificaciones, por lo que se crearon nuevas murallas hacia el año 1250 y todavía hoy se conservan sus cuatro puertas de ingreso.

Todo el casco urbano de York está rodeado por una muralla

York tiene la catedral gótica más grande del norte de Europa, que se construyó entre los siglos XIII y el XV y se considera la más hermosa de Inglaterra, cuyos vitraux son muy famosos. En su cripta aún hay restos de la ciudad romana y de la construcción original. Desafortunadamente no pudimos entrar porque estaba cerrada.

En York, pasamos la noche en hotel llamado The Bar Convent, que es un convento católico más antiguo de Inglaterra y fue fundado en 1686. Las leyes británicas de ese tiempo prohibían la fundación de conventos católicos y como resultado de esto, el convento fue establecido y manejado en secreto. Hoy, es un destino popular de York para turistas, ya que está acondicionado como hotel, ofrece alojamiento y desayuno, salas de reuniones, tienda de regalos, una cafetería, una exposición en un museo sobre la historia del Convento, funciona su Capilla y está atendido por monjas y novicias.

Si viste la película el Discurso del Rey del año 2010, te cuento que el duque de York se convirtió en rey de Inglaterra con el nombre de Jorge VI (1936-1952), tras la abdicación de su hermano, Eduardo VIII. Su tartamudez, era un gran problema para el ejercicio de sus funciones y lo lleva a buscar ayuda de Lionel Logue, un experto lingüista que consigue eliminar este defecto del rey.

Otro lugar para visitar es Clifford Tower, que es una imponente torre que representa lo que era el castillo medieval de York ubicado en el centro de la ciudad. La torre fue construida originalmente por Guillermo el Conquistador. Esto con el fin de hacer frente a la rebelión del norte. Posteriormente fue reconstruida por Enrique III en el siglo XIII. Dentro de la torre no hay mucho que ver, porque está vacía y solo hay una tienda de souvenirs, pero si podes ver cómo era el castillo completo hace tiempo y subir a la torre para ver la ciudad desde las alturas.

Pero lo interesante de la ciudad es que convirtió en la capital del chocolate inglés y acá se crearon los Kit Kat que se distribuyen en cientos de chocolaterías repartidas por la ciudad.

Recordemos que en el siglo XVI y gracias a Enrique VIII, se crea la Reforma Anglicana. El tipo se casó seis veces porque el Papa Clemente VII le había negado el divorcio para casarse con otra mujer. Enrique rompe vínculos con la Iglesia Católica romana y se proclama jefe supremo de la Iglesia Anglicana de Inglaterra, disolviendo monasterios y uniendo Inglaterra con Gales. A partir de ese momento comienza una persecución de los católicos por todo el reino, torturando de manera cruel a sus seguidores.

A las mujeres católicas de buena posición se las desnudaba en público, las ataban al piso sobre una piedra cortante bajo sus espaldas y encima le colocaban una gran tabla de madera con grandes pesas. La mujer moría por aplastamiento y por quebradura de columna vertebral. A los varones no les iba mejor, primero los colgaban del cuello durante algunos segundos, cuando desfallecían por falta de aire, los dejaban caer al piso y en el momento que despertaban los acuchillaban extrayéndoles las vísceras para que las vea, luego con un hacha les cortaban las manos los pies y la cabeza que hundía en un gran barril de brea caliente. Tremendo.

Pero volvamos a Enrique. Él tipo se casó con Catalina de Aragón, luego con María Bolena, después con su hermana Ana, a quien hizo decapitar acusándola de traición y brujería, después vino Jane Seymour y otras más.

Lo cierto es que si no le caías bien te acusaba de cualquier cosa y te ejecutaba.

- No puedo salir con mis amigos? A la guillotina con esta bruja! decía Enrique

- Ahhh no te gusta lo que hago?, a la horca con ella! Le decía a la otra.

- Quien me habla de religión, acá el Papa de Inglaterra soy yo, la Iglesia es mía y hago lo que quiero, que para eso soy el Rey!!!!  Al calabozo otra esposa más.

Era bastante jodido así que tenían que cuidarse todos.

Pero sigamos viaje.

Antes de salir para el norte y pasar por Newcastle, pasamos por la ciudad de Durham, otra pequeña ciudad en donde se realizó otra película muy conocida: Billy Elliot, que muestra una huelga de mineros en el condado. Entre los mineros más exaltados están Tony y su padre, quien está empeñado en que su hijo pequeño, Billy, reciba clases de boxeo y aunque el chico tiene buen juego de piernas, carece por completo de pegada. Un día Billy observa una clase de ballet a cargo de una mujer que lo anima a participar. A partir de ese momento, Billy se dedicará apasionadamente a la danza.

En ésta ciudad de Durham se encuentra su catedral, considerada uno de los mejores ejemplos de arquitectura normanda. La catedral alberga los restos de San Cuthbert, un santo del siglo IX, que fue traído por monjes benedictinos, que huía de los repetidos asaltos vikingos. All llegar, construyeron una pequeña iglesia de madera y con el correr de los siglos se convirtió en la enorme catedral que es hoy. La tumba de San Cuthbert fue destruida por orden de Enrique VIII, y al exhumar el cuerpo vieron que no tenía deterioro. Estaba intacto. Luego fue enterrado bajo una simple losa de piedra gastada.

Una curiosidad de la catedral es que si sos fanático de Harry Potter podes descubrir salas y pasillos de la escuela de magos, tales como cuando la profesora McGonagall le enseña a los jóvenes magos a transformar animales en copas de agua o cuando Harry, en un paisaje nevado suelta a volar a su búho Hedwiel. Aunque la catedral da la bienvenida a los turistas, hay que tener en cuenta que todavía se utiliza regularmente para los servicios religiosos y otros eventos, por lo que no todas las partes están siempre visibles.

Hay más locaciones de la película a lo largo de toda Gran Bretaña y eso lo iremos viendo en el recorrido. Pero hasta acá llegamos hoy. La próxima semana visitaremos Escocia y otras ciudades de Inglaterra. Los esperamos.

Mail: silviayoscarporelmundo@gmail.com

Blog: https://silviayoscarporelmundo.blogspot.com

YouTube: https://www.youtube.com/channel/UCVpv0lP78yOx-FGzERNpzCg

Instagram: silviayoscarporelmundo

Comentarios