Mirá, el sanjuanino por el mundo

Hoy Etiopía (última parte)

Al caer el Reino de Axúm, el Rey Lalibela muda su reino al norte del país y lo bautiza con su nombre. Durante las cruzadas, Tierra Santa cae en manos del Islam y él crea la Segunda Jerusalén. Acá nacen desde el Monte Calvario al Río Jordán y desde el Monte de los Olivos al Gólgota. Esto es lo que vimos en éste fantástico lugar: Lalibela.-
domingo, 2 de febrero de 2020 · 10:50

Etiopía se jacta de ser el país cristiano más antiguo del mundoy el único país en donde se tallaron iglesias en las montañas. Desde el siglo IV y durante los siguientes 300 años, la iglesia etíope se mantuvo bajo el ala de la Iglesia Cristiana Copta de Alejandría, pero en el siglo VII, Egipto abraza el Islam y Etiopía queda aislada por más de 800 años del mundo de la cristiandad.-

El Rey de Etiopia, Gebre Mesqel Lalibela de la dinastía Zagüe (que subió al trono a finales del siglo XII), visitaJerusalén en el año 1187 justo antes que la ciudad cayera bajo el dominio del Imperio Otomano. El Rey, encantado con Tierra Santa, decide crea en su país La Segunda Jerusalén, para que los fieles puedan peregrinar sin abandonar su tierra. Desde las entrañas de las montañas nacieron 11 grandes iglesias que fueron talladas en poco más de 20 años, algunas conectadas por pasadizos, túneles y trincheras. Aunque según cuenta la historia etíope, todas las iglesias de Lalibela se construyeron después que el rey Lalibela tuviera una visión en la que le daban instrucciones para construirlas. La leyenda cuenta que todas fueron construidas en una noche por el rey en persona acompañado por un ejército de ángeles.-

Estas grandes iglesias se distribuyen en dos grupos principales, separados por el canal Yordanos, que representa el Río Jordán. Al norte se encuentran las iglesias de Biet Medhani Alem (Casa del Salvador del Mundo), Biet Mariam (Casa de María), Biet Maskal (Casa de la Cruz), Biet Denagel (Casa de las Vírgenes Mártires), Biet Golgotha (Casa del Gólgota) y  Biet Mikael (Casa de San Miguel); y al sur, Biet Amanuel (Casa de Emmanuel), Biet Qeddus Mercoreos (Casa de San Mercurio), Biet Abba Libanos (Casa del abad Libanos), Biet Gabriel Rafael (Casa de Gabriel y Rafael) y Biet Lehem (Casa del Santo Pan). Separada de todas se encuentra Biet Ghiorgis (Casa de San Jorge), tal vez la mejor conservada de todas y el símbolo de la Ciudad.-

La gran ventaja del anonimato de estas iglesias es que no son atracciones turísticas. Sino que siguen siendo un lugar sagrado y de peregrinación cristiana en donde se pueden ver a muchos ermitaños con sus túnicas blancas (símbolo de pureza) estudiando y leyendo la Biblia. Cada 19 de enero los fielesetíopes celebran el Timkat, que es la celebración de la Epifanía en donde los sacerdotes, vestidos con sus mejores galas pasean el Tabot (que es una réplica de las Tablas de la Ley, en donde se escribieron los Diez Mandamientosenviados por Dios a Moisés y son utilizados por la Iglesia Ortodoxa Etíope) que se presenta envuelto en suntuosas telas, saliendo en procesión por sobre la cabeza delos sacerdotes. El Tabot, que rara vez se puede ver, representa la manifestación de Jesús como Mesías cuando llegó al Jordán para el bautismo.-

Dentro de cada iglesia siempre hay un sacerdote ortodoxo que porta una gran cruz que los lugareños besan y adoran en señal de respeto. Todas las iglesias son distintas pero similares en su estructura. De piedras labradas, sin ladrillos ni argamasa y con pequeñas hendiduras a modo de ventanascon forma de cruces (latinas, esvásticas, de malta) por donde entra una tenue y pálida luz del sol. Al ingresar a los sombríos templos, los ojos se ajustan de a poco a la oscuridad ysobre las paredes se descubren los grabados ocres de algunos santos. Los pisos, tapizado de viejas alfombras gastadas y roídas, se recorren descalzo y no enmascaran la sensación de piedra fría bajo la planta de los pies. Nada parece haber cambiado acá en siglos. Todo es real y auténtico. Ninguna persona se puede sentirturista en Lalibela. El mejor consejo para el visitante?descalzarse, callar, mirar, sentir. No se necesita nada más.-

Visita a los Templos

Biet Medhani Alem (Casa del Salvador del Mundo), es la iglesia más alta y grande del grupo, es una copia de la Catedral de Santa María de Sion de Axúm, destruida por los musulmanes en el año 1535 y posiblemente sea la mayor iglesia monolítica del mundo. En la iglesia se destacan las grandes columnas que la rodean, como también su techo a dos aguas. Hoy éste gran monumento, Patrimonio de la Humanidad, se encuentra cubierto por unaestructura metálicapara preservarla de las inclemencias del tiempo.-

Desprovista de pinturas, tiene cinco naves y alberga la Cruz de Lalibela con la cual, el sacerdote, bendice  a los fieles. La cruz, del siglo XII, es una pieza de oro y bronce, con una banda que la ornamenta y representa los Brazos de Adán. En el año 1997, la pieza fue robada por un traficante etíope y apareció en Bélgica en 1999 en manos de un coleccionista que pagó 25.000 dólares. Fue devuelta a Etiopía en el año 2001.-

Pero tal vez la más fabulosa de todas, sea la Iglesia de San Jorge,que se encuentra en un gran pozo de unos 15 metros de profundidad, conectada por túneles y pasadizos. Vista desde arriba solose ve una gran cruz de 12 metros coronada con una cruz copta. Está semi enterrada en una suave pendiente rocosa ytiene proporciones y niveles casi perfectos. De un color rosa pálido, la Iglesia tiene unos 12 metros de altura en su exteriory unos 9 metros en su interior, que también es oscuro, sombrío y con imágenes ocres oscurecidas por el tiempo. En su interior también hay un sacerdote que porta una gran cruz y es el guardián del lugar.  A pesar de estar expuesta a los elementos naturales la estructura está bien preservada y sobrevive estoica a sus nueve siglos de existencia.Sobre los muros de la gran fosa,hay grandes cavidades que en su momento fueron tumbas. Muchas de ellas encuentran vacías pero en otras todavía se pueden ver huesos humanos en su interior. Gente que en su peregrinar solo vinieron a morir en éste lugar sagrado.-

Algunas Iglesias al estar conectadas por pasillos, escaleras escarpadas y túneles oscuros, se ven visitantes que se amontonan, descienden y desaparecenen la oscuridad de los túneles, para luego volver a emerger y regresar a la luz solar. Nosotros recorrimos, casi a tientas,un túnel de 50 metros de largo que conectaba dos iglesias.-

Esa noche fuimos a cenar al restaurante Ben Abeba que tiene un diseño futurista y en donde conocimos a su anfitriona, Susan Aitchison, una escocesa retirada que se siente una etíope más. Ella controla y dirige todo. El lugar construido sobre una colina tiene un diseño futurista con grandes balcones y terrazas desde donde se pueden observar el gran valle sobrevolado por aves rapaces.-

El Monasterio

Al día siguiente fuimos hasta el monasterio Yemerehne Kirstos Cave Church, alejado unos 40 kilómetros de la ciudad. El camino para llegar no es fácil. La zona es montañosa, escarpada, lleno de curvas y profundos barrancos, con mucho barro que de momento hace que el vehículo se quede atascado, hace que tardemos más de una hora y media en llegar. 600 birs te permiten seguir el camino para visitar el Monasterio dentro de la gran Caverna. 200 o 300 escalones dan igual, no se cuentan, se sienten en las piernas. La subida es lenta y trabajosa. Una forma tortuosa de preparar tu cuerpo y tu mente. Para nosotros no es fácil subir, el aire te falta por la atura y corazón se te sale por la boca. Para los locales es cosa de chicos que suben y bajan apurados ydescalzos cargando pesados bultos. Al final, la enorme caverna natural de basalto se muestra como una gran boca en la montaña dejando ver el templo emplazadoahí desde el Siglo XII.-

Según cuentan, en la cueva había un estanque habitado por espíritus que adoraban los lugareños antes de la llegada del cristianismo a estas tierras. Erauna gruta sagrada. Pero un día, el rey Yemrehanna Kristos cubrió el lago con una gran plataforma y levantó sobre ella un palacio y una iglesia. El era un rey santo que vivió y murió en éste mágico lugar. Allí aún está su tumba, en donde los devotos etíopesdan vueltas en señal de respeto.-

Sin calzado otra vez, entramos en la gran caverna tapizada de cañas dispuestas a modo de alfombras. La antigua y sencilla Iglesia, de madera y piedra,tiene pequeñas ventanas. Es oscura, fría, lúgubre y sombría en su interior. No tiene mucho para ver. Solo algunos grabados y pinturas gastadas y un sacerdote portando una gran cruz en su interior. Muy simple. Fuera de la Iglesia la inmensidad de la caverna se pierde en la oscuridad. Al final de la caverna, en la parte más oscura, se distinguen algunos bancos y un trono. Más allá, algo nos parece familiar. Son huesos humanos y cuerpos momificados expuestos. Hay extremidades, cráneos y huesos blanqueados por la sequedad del tiempo. Dicen que hay unos 200 cuerpos de antiguos peregrinos venidos de todas partes para morir aquí. Ellos ya no quisieron volver a sus pueblos, a sus vidas corrientes, a sus afanes,a sus preocupaciones terrenales. Se quedaron para siempre atrapados por la magia del lugar.-

A pesar de la inmensidad de la cueva y del profundo respecto que ahí se manifiesta, la cueva no es silenciosa. Grandes murciélagos sobrevuelan nuestras cabezas chillando. El ruido de ellos se mezcla con el crujir de nuestras pisadas en el piso recubierto de cañas rotasy excremento seco de murciélago. Estamos cumplidos.-

Despedida de Etiopía

Después de visitar a Lucy en el Museo Nacional, nuestros compañeros de ruta (Sintayehu y Zinya) nos invitaron a una cena de despedida en un restaurante de Addis Adeba, con sillas y mesas bajas, música y baile tradicional y buen ambiente, como una forma de agasajarnos.-

El menú? El plato tradicional etíope, con una gran bandeja que contiene el Injera, las tortillas de harina de falso plátano y algunos recipientes con carne tartar (carne picada cruda, solo cocida por los condimentos que le agregan), otro de espinacas, uno de moringa picada muy sazonada y dos recipientes con dos quesos, uno blanco y agrio y otro más agrio, más oscuro y más condimentado todavía. No es lo mismo que nuestra parrillada argentina pero es un menú variado.-

-Que van a tomar? Silvia y Zinya agua con gas. Para Sintayehu y para micerveza local.-

-Bueno pero además tenemos el Areke para celebrar!!!Dice Sintayehu.-

-  Mozo, ven acá y sírvenosAreke para mí y mis amigos.-

-Ok, no hay problemas, yo estoy de vacaciones, así que vamos con la cerveza y el Areke!!!Le respondo.-

La comida es difícil de pasar por el picante que contiene y solo se apaga con cerveza. El Areke se siente suave en la garganta pero pega. Sintayehu quiere emborracharme y llena mi copa varias veces. Yo le gano de mano, le propongo un desafío, una mezcla.-

- Allá la conocemos como “la bomba” y se hunde la copa pequeña de Areke o whisky, dentro de la jarra de cerveza. Te animás???

Mientras yo me tomo todo de un solo trago, él se toma la mitad y me dice:

- Mira lo que me enseñas, esto nunca lo había probado!!! Me gusta!!!

Él ya estaba medio borracho, pero lo confirmé cuando se levantó a bailar sólo, mientras le pedía al dueño del restaurant que pusieran otra música más divertida. Luego me abraza y me dice:

-Shaaaa shhomos amigossss, muchas gracias!!!

"Eso es lo que alcancé a entender en su idioma balbuceado de borrachera, mientras me abrazaba al estilo etíope (saludos de manos y choque tres veces de hombros cruzados). Todo eso sucedió antes de que él saliera a la calle a tomar aire. Creo que éste round lo gané por knock out. Fue un linda noche."

 

Mail:silviayoscarporelmundo@gmail.com

Blog: https://silviayoscarporelmundo.blogspot.com

Galería de fotos

Comentarios