Mira, el sanjuanino por el mundo

Hoy: Sur Argentino (Ultima Parte)

El viaje continúa hacia el norte, hasta algunas de las ciudades más importantes de nuestra Patagonia Argentina. Un viaje muy placentero que vale la pena realizar por lo menos una vez. Arrancamos por Bariloche, un lugar al que siempre nos gusta volver.
domingo, 17 de mayo de 2020 · 09:26

San Carlos de Bariloche

A casi 2 horas desde El Bolson, también por la RN 40 llegas a la ciudad turística más importante del sur del país: San Carlos de Bariloche. Uno de los destinos más visitados de Argentina, con casi un millón de turistas anuales que llegan de Europa y Sudamérica. Sus grandes reservas naturales de lagos, bosques y montañas, junto a sus centros de esquí son considerados como el segundo destino de esquí a nivel mundial y el más grande de América del Sur.

El centro de esquí más importante es el Cerro Catedral, ubicado a solo 20 km de San Carlos de Bariloche. Otro centro de esquí es el Cerro Otto donde se practica esquí de fondo. La ciudad es encantadora y la vista del Lago Nahuel Huapi la hace única. Famosa por sus exquisiteces ahumadas,  sus fondues y sobre todo por su chocolate en todas sus variedades, no podes pasar por acá si dejarte tentar.

El nombre de la ciudad deriva de la palabra mapuche Vuriloche, que significa "Gente de atrás de la Montaña", dado que así era como los mapuches al oeste de la cordillera denominaban a los que vivían del lado este, en la zona donde se encuentra la ciudad.

El Cerro Tronador, es el hito fronterizo entre Argentina y Chile y en su base está el glaciar Ventisquero Negro. Un lugar increíble al que se accede con una excursión. El Tronador separa dos parques nacionales: el Vicente Pérez Rosales en  Chile, y el Nahuel Huapi en Argentina. El nombre del cerro se debe al ruido similar al de truenos producido por los frecuentes desprendimientos de bloques de hielo. El Tronador posee un total de siete glaciares los cuales se encuentran actualmente en remisión a causa de los fenómenos de calentamiento. Las mejores vistas del Tronador se obtienen en el cercano paraje de Pampa Linda

En el lago Nahuel Huapi se encuentran algunas islas y un de ellas es la Isla Huemul y su laboratorio trunco. En 1948 el físico austríaco Ronald Richter presentó al entonces presidente Juan Perón un proyecto para desarrollar la fusión nuclear controlada, una posibilidad que en ese momento no había logrado ningún laboratorio en el mundo, y que resultaba en un tema de gran interés porque implicaría contar con una fuente prácticamente inagotable de energía. El proyecto no llegó a concretarse pero aún hoy existen en la isla las construcciones de la época. En 1952 un informe realizado por el físico José Balseiro descubre el fraude del proyecto. Ronald Richter llegó a la Argentina tras la caída del nazismo en 1945 y Perón lo hizo ciudadano argentino en 1947. Murió en Viedma en la década del 90.

Isla Victoria

Otra de las islas conocidas dentro del lago Nahuel Huapi, es la Isla Victoria, que hace muchos años fue habitada por distintas comunidades indígenas que dejaron sus marcas de su presencia con las pinturas rupestres en las cuevas. Dentro de la isla se encuentra el Parque Nacional Los Arrayanes que se puede visitar siguiendo los senderos que ahí existen y no se puede tomar nada del lugar porque favorece la depredación del bosque ya que debido a su lento crecimiento, muchos ejemplares juveniles fueron destruidos de forma imprudente por los visitantes, mientras que la remoción de la vegetación superficial provocó la exposición de las raíces de los ejemplares mayores, dañándolos de manera irremediable en algunos casos.

Te cuento una de las fantasías de la isla: es la historia que dice que el famoso dibujante y creador Walt Disney visitó Bariloche y paseó por este bosque en el año 1941 y esa visita lo inspiró para crear la famosa película de dibujos animados Bambi que se estrenó en 1942. Precisamente en el Bosque de Arrayanes se construyó una cabaña de grandes troncos que se la bautizó como "La Casa de Walt Disney". Sin embargo, hay estudios que desmitifican esta historia y aseguran que sólo es una leyenda urbana ya que Disney permaneció en Buenos Aires durante tres semanas para aprender técnicas de dibujos de Florencio Molina Campos (irónicamente en ese momento estaba en Estados Unidos) y luego viajo a Brasil, Uruguay y Chile. Walt Disney nunca visitó Bariloche. Tiempo después Walt Disney y Molina Campos se reunieron para la realización  de dos proyectos conjuntos: “Saludos, amigos” de 1942, que recibió tres nominaciones a los premios Oscar y “Los Tres Caballeros” de 1944.

Hay un recorrido que se puede realizar y es el cruce de la frontera hasta Chile por el llamado "Cruce de Lagos". El paseo se inicia en Puerto Pañuelo y se navega por el Nahuel Huapi, pasando por la Isla Centinela en donde descansan los restos de Francisco Pascasio Moreno y cada vez que se pasa por ahí, el capitán del barco saluda con sus sirenas en señal de respeto. El origen de su nombre es poco claro aunque la versión más aceptada es que por estar a la entrada del Brazo Blest, y siendo este el camino a Chile más utilizado a fines del siglo XIX, la isla es “Centinela de la Patria”. Las cartas militares a partir de 1884 mencionan a esta isla, siendo claro que en esa época el tema central de esas latitudes era la definición de los límites con Chile.

Lo lindo del paseo por el lago es disfrutar de su belleza, además de acercarle una galleta a las gaviotas que muy suavemente se acercan a tu mano y te las quitan o si las arrojas al agua ellas se tiran en picada para pescarlas.

Después de un tiempo de embarcado, se arriba a la Cascada de los Cantaros, en donde subiendo una infinidad de escalones se llega al Lago Cantaros, donde podrás ver un alerce de 1.500 años. Navegando unos minutos más se llega hasta Puerto Blest en donde podes visitar la bahía y el Lago Frías, cuyas aguas, de un color verde esmeralda, provienen del deshielo del Cerro Tronador en el límite entre Argentina y Chile. Al llegar se cambia de barco para recorrer el Lago Frías y llegar la frontera con Chile desde donde se hacen los papeles aduaneros para pasar al vecino país a través del paso Pérez Rosales hasta llegar a Peulla, navegar el Lago Todos los Santos y llegar a Puerto Montt y Osorno.

Bariloche tiene sus misterios y uno de ellos es Nahuelito, que según dicen algunos, sería un plesiosauro. Desde comienzos del siglo XX, se reportaron avistajes pero nunca se consiguió cocer si esa leyenda era verdadera o no. De hecho durante la década del 20 se organizó una expedición en su búsqueda con resultados negativos. El origen de la leyenda se remonta a ciertos relatos indígenas anteriores a la llegada de los conquistadores y de los primeros exploradores que dice recibieron información de los nativos del lugar que hablan de encuentros ocasionales con monstruos acuáticos.

Es muy llamativo que Nahuelito sea asemejado a Nessie del Lago Ness en Escocia. En ambos avistamientos se los describe teniendo piel de cuero, dos jorobas y una longitud aproximadamente de 10-15 m, incluyendo en ocasiones un cuello en forma de cisne. En otros relatos se menciona que tiene cabeza pequeña y algunas aletas de propulsión. De estas descripciones surge que estos dos monstruos podrían ser plesiosauros. Aunque también está el que dice sería una mutación de algún animal producida por los experimentos nucleares que se realizaron desde hace años en la isla Huemul.

 

Los que no es mito es que, terminada la Segunda Guerra Mundial, algunos jerarcas nazis desembarcaron en Argentina entre 1946 y 1955. El austríaco Simón Wiesenthal, dedicó toda su vida a buscar y facilitar la captura de criminales de guerra del nazismo y entre los más célebres figuraba el organizador del Holocausto, Adolf Eichmann, que fue secuestrado en Argentina por el Mossad israelí, para luego ser juzgado y ejecutado en Israel en 1961. Josef Mengele también vivió en Buenos Aires.

Bariloche no fue la excepción y albergó durante 40 años a otro alto jefe nazi, Erich Priebke, que en 1995 fue arrestado y extraditado a Italia, donde luego murió. Otros ex miembros del ejército de Adolf Hitler también vivieron en la ciudad como el ex agente de inteligencia nazi, Reinhard Kops.

Villa La Angostura

Saliendo desde Bariloche en dirección norte y por la RN 40, podes llegar hasta Villa La Angostura, después de recorrer casi 80 km,  en una hora ya en la provincia de Neuquén. Es considerada una de las localidades más bonitas de la Patagonia cordillerana, ganándose el apodo de Jardín de la Patagonia. En ésta villa ubicada muy cerca de la cadena montañosa y los lagos Correntoso y Nahuel Huapi, se puede practicar ski,  snowboard, mountain bike, motocross, equitación, trekking y montañismo.

A orilla del Lago Nahuel Huapi existe un sector residencial para apreciar la arquitectura típicamente cordillerana. Sobre la costa este se encuentra el complejo Bahía Manzano que es un paraje que comenzó a poblarse en 1920 cuando llegaron acá para establecerse  También aquí funcionó uno de los aserraderos de la zona que en la década del '40 fue adquirido por una compañía que amplió la forestación y realizó el primer loteo y urbanización.

Seguimos nuestra travesía por el Sur Argentino y llegamos al Lago Lacar que es un lago de origen glaciar, que se localiza en Neuquén y que forma parte de la cuenca alta del rio Valdivia. Continuamos luego hasta Villa Traful  que se encuentra en la costa sur del lago Traful  al sur de la provincia de Neuquén.  Villa Traful  es mundialmente reconocido por ser el lugar de un bosque sumergido en el lago. Es un nombre mapuche, que significa "unión".

Desde Villa La Angostura, tomando la RN 40 y por casi 2 horas llegamos hasta San Martín de los Andes. Desde ahí pudimos realizar la Ruta de los Siete Lagos. Todo el trayecto tiene una longitud de 170 km y une el Nahuel Huapi con los lagos Lacar, Machónico, Falkner, Villarino, Escondido, Correntoso y Espejo, además de los parque nacionales Lanín y Arrayanes.

 

San Martin de los Andes

A orillas del lago Lacar se encuentra la ciudad de San Martín de los Andes, muy cercana a la frontera chilena, con sus montañas, lagos y ríos, su belleza natural que hacen de esta ciudad un paraíso.

Muchas de las casas te parecerán muy similares porque hay una ordenanza municipal que regula la arquitectura de la ciudad, sobre todo en cuanto a fachada, altura y en algún caso, material de construcción (piedra o madera). Para los amantes de la nieve y el ski a pocos kilómetros está el Cerro Chapelco que ofrece 29 pistas para todos los niveles. Además se puede hacer todo tipo de deporte acuático, como rafting, pesca, trekking, montañismo, cabalgatas y safaris fotográficos.

En 1898 y en plena Campaña del Desierto, el General Rudecindo Roca ocupó el fuerte Maipú (que estaba abandonado) y funda allí el pueblo a orillas del Lago Lacar, con el fin de sentar soberanía sobre la región, naciendo San Martín de los Andes, la última ciudad patagónica enmarcada en la campaña.

Los primeros 30 años de San Martín de los Andes se vivieron al ritmo del Ejército, con administración militar hasta 1907, lo que explica los nombres castrenses de sus calles. Su economía dependía mayoritariamente de la explotación maderera de la cuenca del Lacar y de la ganadería. En 1937 se fundó el Parque Nacional Lanín, el cual comenzó a limitar la actividad forestal en la década del 60’. Simultáneamente hubo un enorme aumento del turismo generando las construcciones del centro invernal Chapelco y de varios hoteles en la década del 70’, el turismo se convirtió desde ese momento en su principal recurso.

El clima en San Martín de los Andes tiene grandes diferencias, debido a su ubicación entre la estepa patagónica y la Cordillera de los Andes. Mientras que el clima de la cordillera es frío húmedo, moderado por la influencia del océano Pacífico, el de la estepa patagónica es frío seco, con temperaturas de hasta -15 °C en invierno. En verano oscila entre 9 y 25 °C y en invierno 1 a 8 °C, con temperaturas inferiores a los 0 °C.

Para la vuelta hasta Buenos Aires, tenes que armarte de paciencia, el viaje es largo. Son unos 1.600 km para recorrer en unas cuantas horas. Recomiendo un stop en alguna ciudad intermedia como Santa Rosa en La Pampa y desde ahí arrancar al día siguiente. Así que si tenes ganas de armar un viaje similar, te sugerimos coordines los lugares para descansar. Hasta la próxima semana.

 

Mail: silviayoscarporelmundo@gmail.com

Blog: https://silviayoscarporelmundo.blogspot.com

Comentarios