España

"Son argentinos, no son marcianos": la mirada de Marca sobre la Superfinal

En un domingo crucial para la historia del fútbol por la final de la Copa Libertadores entre River y Boca, el principal diario deportivo español publicó su mirada sobre los argentinos.
domingo, 9 de diciembre de 2018 · 11:39

No se confundan. El argentino es el que has tratado toda la vida. El mismo del restaurante que frecuentas, que se desvive por un equipo de fútbol como el tuyo. El mismo que une las letras de la canción que te acompaña en los días alegres y en los tristes, cuando la vida cae en la promoción y el descenso. También es el Darín que te atrapa en la pantalla de cine y no te suelta hasta los títulos de crédito. O el que ha escrito párrafos de todos los tiempos ta-ta-ta-ta y se merece estar en la mejor estantería de casa. Incluso también es el que está en el trabajo en el pasillo de al lado y vale, habla un poco raro, pero es que él es así.

El argentino es el entrenador de voz ronca de detrás de la portería y terno negro al que sigues partido a partido. Y es el mediapunta de charol y caracol en el pelo que gambetea cuatro tibias en una baldosa. Y hasta es capaz de ser un portero con el pantalón largo del chándal en verano y en invierno. Son los de toda la vida, individuos capacitados para dar los buenos días con un soneto como si hubiera un Nobel en juego en cada frase. Son los de siempre, los del debate Messi-Maradona y nos dieron los diez. Los que creen que una tertulia corta de fútbol es de siete horas sin VAR. Aparte del folclore, parece que estos días si alguien ve a un argentino por la calle está obligado a mirar si lleva una pistola en el abrigo. Parece que hay que ponerle a hacer el pino a ver si es medio bobo.

Parece que hay que explicarle lo bonito que es Madrid en Navidad y que hay una administración de lotería, Doña Manolita, en la que hay cola diez meses al año. No sé si en Alemania cuando aparece un español todavía le piden que toree por la calle. Creo que no. Y sí, vienen algunos salvajes, que son argentinos que ensucian a los que conocemos de siempre. Con los de toda la vida compartes barras y bravas (no confundir con barras bravas). Es fácil elegir. Son argentinos, no son marcianos. No seamos boludos.

 

Fuente: Diario Marca

Comentarios

Otras Noticias