Negociaciones con China

Vencen US$ 5.000 millones del swap y el Gobierno piensa una extensión del plazo

El próximo mes vencen casi US$ 3.000 millones del swap, y el resto debería abonarse en julio. La cartera de Luis Caputo busca destrabar US$ 500 millones para las represas.
lunes, 13 de mayo de 2024 · 08:23

Siendo inminente el vencimiento del swap de monedas con China por casi US$ 3.000 millones en junio y la necesidad de liberar fondos para retomar la construcción de las represas hidroeléctricas en Santa Cruz, donde se produjeron más de 2.000 despidos, el Gobierno de Javier Milei enfrenta una compleja negociación con China.

Según datos del Banco Central, Argentina mantenía en sus reservas el último mes del 2023 un swap equivalente a US$ 18.400 millones. De esa cantidad, la gestión anterior utilizó US$ 4.900 millones.

En este marco, Argentina debe devolver esa cantidad usada por el gobierno kirchnerista para el pago de importaciones, deudas con bonistas privados y el Fondo Monetario, mientras las reservas netas siguen en terreno negativo. El pago se tendría que realizar en dos cuotas, una en el siguiente mes (US$ 2.900 millones) y la otra en julio (US$ 2.000 millones).

Asimismo, Santiago Bausili, titular del Banco Central, debe enviar una carta a China solicitando la extensión del plazo, aunque aún no hay confirmaciones oficiales al respecto. Cabe mencionar que el funcionario participó recientemente en una reunión con la canciller Diana Mondino y el secretario de Finanzas, Pablo Quirno, con el titular del Banco Popular de China, Pan Gongsheng, en Beijing.

Tanto Diana Mondino como el secretario Quirno aseguraron que esa deuda será saldada, aunque luego advirtieron desde el gobierno que esos dichos fueron mal interpretados. En cuanto a China, su gobierno pretende ‘seguir las reglas del mercado’.

Las tensiones se incrementaron desde que Milei expresó su reticencia a negociar con países comunistas y prosiguieron con la inspección a una base espacial china en Neuquén para verificar si su uso era militar. Sin embargo, el Gobierno adoptó un enfoque más flexible, como la adjudicación de la impresión de nuevos billetes a una empresa china.

Otras Noticias