FONDOS BUITRES

Kicillof al mediador: El fallo es "de imposible cumplimiento"

El ministro de Economía mantuvo una larga reunión con Daniel Pollack, designado por Griesa. "Argentina pidió seguir dialogando para asegurar condiciones justas, equitativas y legales", aseguró un comunicado del Gobierno.
martes, 8 de julio de 2014 · 10:04

Una delegación de alto nivel del gobierno argentino, encabezada por el ministro de Economía, Axel Kicillof, se reunió este lunes en Nueva York con el mediador judicial en la batalla legal que mantiene con los holdouts y que pone al país al borde del default.

Según un comunicado posterior a la reunión remitido por el Ministerio de Economía, en dicho encuentro "Kicillof expuso pormenorizadamente la posición de Argentina en el litigio con los fondos buitre, el origen de los títulos de deuda en discusión –megacanje–, las causas del default de 2001 y las numerosas y efectivas medidas que se tomaron desde 2003 a la fecha para normalizar las relaciones financieras internacionales del país".

Asimismo, el Palacio de Hacienda expresó que se dejó en claro que "la sentencia de Griesa, tal cual se interpreta, sería de imposible cumplimiento; que reponer el stay (medida cautelar) sería necesario ya que el caso involucra no sólo a los litigantes, sino que también se podría extender a todos aquellos bonos que no ingresaron a los canjes; y que obstaculizaría el cobro a los tenedores de los canjes 2005 y 2010".

El ministro reiteró "la voluntad de Argentina de seguir dialogando para asegurar condiciones justas, equitativas y legales, lo que implica contemplar los intereses del 100% de los bonistas".

"LA VOLUNTAD DE DIÁLOGO IMPLICA CONTEMPLAR LOS INTERESES DEL 100% DE LOS BONISTAS"

Kicillof, acompañado por tres altos funcionarios de su cartera, participó de la reunión en las oficinas del abogado Daniel Pollack, designado por la Justicia de los EEUU para mediar en las negociaciones que tienen como objetivo alcanzar un entendimiento con fondos especulativos. Según supo Infobae, el ministro de Economía arribará a Buenos Aires el martes por la mañana.

Además de Kicillof, la delegación argentina estuvo compuesta por el subprocurador del Tesoro de la Nación, Javier Pargament; el secretario de Finanzas del Ministerio de Economía, Pablo López, y el secretario legal y administrativo del Ministerio de Economía, Federico Thea.

Pollack fue nombrado mediador por el juez Thomas Griesa, del tribunal distrital de Nueva York, para tratar de aproximar las posiciones de Argentina y del grupo de fondos litigantes.

Tras el encuentro con el ministro, Pollack emitió también un breve comunicado a la prensa en el que destaca que "previamente mantuvo un diálogo con los bonistas y en ambos casos se advirtió un encuentro franco, se identificó el principal problema y cada una de las partes expuso su posición y la voluntad de seguir negociando".

DANIEL POLLACK: "MANTUVE UN DIÁLOGO FRANCO CON CADA UNA DE LAS PARTES Y MANIFESTARON LA VOCACIÓN DE SEGUIR NEGOCIANDO"

Los representantes argentinos llevaron consigo el respaldo de la Organización de Estados Americanos y cuestionamientos a la imparcialidad de Griesa, al que señalan como favorable a los fondos que compraron deuda argentina en default a precios de ganga para litigar por el 100% del valor nominal. El Gobierno los denomina "buitres" por este proceder.

Griesa determinó en su fallo que la Argentina no podría efectuar nuevos pagos a los acreedores que participan de la reestructuración de su deuda (el 93% del total) hasta que no pague también a fondos especulativos que buscaron resarcimiento en los tribunales (estos fondos integran el 7% restante de acreedores que no ingresaron a canjes).

Por ese motivo, Kicillof reclamó reponer el "stay" o medida cautelar que permita cumplir con las obligaciones de deuda reestructurada mientras se negocia una forma de pago a los holdouts, como determina la sentencia de Griesa.

Posibilidad de nuevo default

Hace dos semanas, Griesa nombró a Pollack para impulsar negociaciones y ordenó a las dos partes en litigio que se pongan a disposición del mediador. De no alcanzar un acuerdo con los fondos de inversión con la mediación de Pollack, Argentina corre el riesgo de entrar en un nuevo cese de pagos.

Argentina efectuó pagos de su deuda reestructurada el 30 de junio pero el agente fiduciario (el Bank of New York Mellon) no acreditó el dinero a los acreedores del país para no violar la determinación del juez Griesa.

Al no recibir sus cobros, diversos bonistas ya alertaron al Bank of New York Mellon sobre la posibilidad de iniciar acciones judiciales, multiplicando así las implicaciones legales del caso.

El Gobierno publicó este lunes un aviso legal deslindando toda responsabilidad con relación a la decisión de los agentes fiduciarios de no enviar los pagos a los acreedores como estaba previsto en los contratos de la reestructuración de la deuda.

"La conducta de cualquier agente intermediario de no distribuir los montos depositados entre los tenedores de los canjes 2005-2010 va en contra de sus obligaciones legales y/o contractuales y afecta los derechos e intereses de los tenedores", apuntó el Gobierno en el aviso legal.

En tanto, la American Task Force Argentina (ATFA, grupo que representa los intereses de los fondos especulativos) relanzó el lunes un sitio web sobre el caso, con un artículo en el que afirmó que "Argentina parece preparar el terreno para un default"

Crédito: AP

Valorar noticia

Comentarios