ENTREVISTA

Perdió una pierna y se ríe de sí misma

Un accidente en moto le cambió el cuerpo radicalmente. Sin embargo, decidió que al mal tiempo buena cara. Ni la bronca ni la tristeza lograron embargar su futuro.
jueves, 26 de octubre de 2017 · 19:52
La vida le cambió totalmente a Sofia Clavelis (18) el pasado 2 de mayo. Ese día, la joven iba con su novio en una moto por la Panamericana. En un abrir y cerrar de ojos, otra moto los rozó de costado, salieron del asfalto y la joven rodó unos metros hasta quedar tendida en el piso.

Tras el trágico accidente, Sofía recibió una mala noticia: los médicos le dijeron que debían amputarle la pierna derecha porque estaba en juego su vida. Después de enterarse que su cuerpo tendría un cambio radical, la joven quedó aturdida y en llanto. 

"Lo primero que hicieron mis papás fue decirme las ventajas y todo lo que se venía. Me acuerdo que los ví que estaban por llorar y les dije que iban a tener una hija flamenco, se me pasó el miedo porque me di cuenta que estábamos unidos por la misma causa”, relató la joven a minutouno.com.

La cirugía se realizó el 6 de junio y ese día Sofía estaba tranquila, aceptando lo que iba a pasar y entró al quirógrafo sonriendo. Pero el despertar fue horrible, le dolía la pierna como si la hubieran cortado "a lo caníbal", y al pasarla de camilla gritaba del dolor. 

"Fue el peor dolor que sentí, y se debía a que la morfina no pasaba porque se 
había tapado el catéter. Entonces vinieron, me pincharon en ambos brazos y me hicieron transfusión de sangre. A todo esto yo seguía gritando. No quise recibir a mi familia, tardé dos días en mirarme. Tenía miedo de no aceptarme”, recordó.


Pero lejos de que el miedo se apoderara de ella, la joven decidió recuperarse de ese duro momento para luchar por su sueño y disfrutar la vida de otra manera: se armó de valor y aprovechó el humor que la caracteriza para quitarle a su historia los visos de tragedia que podía tener.

Al principio usó su buen sentido del humor para que su familia no se sintiera mal por lo que le había pasado; pero después se dio cuenta que podía ir más allá si lo compartía con otras personas. Entonces decidió utilizar las redes sociales para contar su historia.

Su emocionante historia y la forma en la que ella decidió mostrarla al mundo está reflejada en las imágenes y posteos que publica en su cuenta de Twitter (@Sofia_Consuela). Allí, muestra su realidad de una manera divertida e intenta demostrarle a las personas que los problemas tienen solución.

Comentarios