País

Gran despliegue de seguridad para el último debate presidencial

Desde las 21, los seis candidatos volverán a verse las caras para debatir en la UBA. En las afueras de la Facultad de Derecho, hubo un fuerte operativo policial.
domingo, 20 de octubre de 2019 · 20:12

Este domingo se realizará en la Ciudad de Buenos Aires el segundo de los dos debates presidenciales de este año, tras la experiencia de la semana pasada en Santa Fe. Alberto Fernández (Frente de Todos), Mauricio Macri (Juntos por el Cambio), Roberto Lavagna (Consenso Federal), Nicolás Del Caño (FIT), Juan José Gómez Centurión (Frente Nos) y José Luis Espert (Unite) iniciarán desde las 21 la discusión en la Facultad de Derecho de la UBA.

Ya desde varias horas antes del inicio del debate, la zona de la Facultad de Derecho fue blindada con un amplio operativo de seguridad que incluyó un fuerte vallado, efectivos de la Policía Federal, de la Ciudad, Gendarmería y Prefectura.

Los primeros en llegar a la sede del debate fueron los dirigentes de izquierda, en apoyo a su candidato Nicolás Del Caño.

Todos los invitados y la prense acreditada deben sortear un exhaustivo control de seguridad antes de poder ingresar al edificio ubicado sobre la avenida Figueroa Alcorta.

A lo largo de poco más de dos horas, los seis candidatos que superaron las PASO abordarán cuatro temas: Empleo, Producción e Infraestructura; Federalismo, Calidad institucional y Rol del Estado; Desarrollo social, Ambiente y Vivienda; Seguridad.

El debate estará dividido en tres bloques y será moderado por los periodistas serán los periodistas Marcelo Bonelli, María O’Donnell, Mónica Gutiérrez y Claudio Rígoli, quienes participarán en duplas introduciendo los ejes de discusión.

En lo que respecta a lo estrictamente televisivo, Macri, Espert, Fernández, Del Caño, Lavagna, Gómez Centurión y Espert estarán ubicados de izquierda a derecha de la pantalla.

Tal como sucedió en el primer debate los seis candidatos estarán de pie frente a un atril y no podrán llevar consigo apuntes, documentos o teléfonos personales. Tampoco podrán mostrar gráficos, ni láminas durante ambos debates. Los políticos sí contarán con hojas en blanco y una lapicera en sus respectivos atriles para realizar anotaciones.

Claro que los postulantes no estarán solos en el auditorio ya que cada uno podrá invitar a veinte personas, de los cuales sólo cinco podrán presenciar el debate en el salón. En tanto, los políticos podrán contar con una comitiva de diez acompañantes con quienes podrá reunirse durante los dos cortes de 12 minutos que tendrá el debate.

Con el objetivo de dotar de mayor participación popular al evento, los organizadores dispusieron que diez ciudadanos -acreditados con 20 días de antelación- puedan presenciar el debate in situ. No es para menos, se tratará del primer debate presidencial obligatorio de la historia.

En caso de balotaje, la próxima estación será el 17 de noviembre, también en la Facultad de Derecho de la UBA, donde los dos candidatos que se enfrentarán en lo que sería el tercer debate presidencial de estas elecciones.

Fuente: Ámbito