País

Horror: Denunciaron que fue abusado por una secta y quedó grave

Un joven de 26 años fue hallado en grave estado, esposado y con serias lesiones en la región anal, en su vivienda. Sus hermanas, denunciaron que fue víctima de abusos durante un rito umbanda en el que participó su padre.
miércoles, 18 de diciembre de 2019 · 22:00

Un joven de la ciudad correntina de La Cruz, quedó internado en un centro de salud local, por graves lesiones en su zona anal. Según la investigación policial, el muchacho habría sufrido una serie de aberrantes abusos durante un presunto rito umbanda en su vivienda, donde fue rescatado tras un allanamiento. Según los datos policiales, el joven fue hallado esposado y desnutrido y del rito, habría participado también su padre.

Juan Leonardo Aubel, de 26 años, quedó internado en el Hospital San Antonio de Padua por un cuadro de Prolapso Rectal Grado III, según infromaron las autoridades. El joven, fue encontrado por la policía en su propia casa, luego de una denuncia de sus hermanas por abandono de persona y maltratos hacia él, por parte de su padre. A su vez, el mismo Juan le confesó a las autoridades médicas que su delicado estado de salud es desencadenante de una serie de abusos que padeció durante ocho años.

En este sentido, una hermana del joven, contó que "él les dijo a los doctores que lo abusaron cada vez que lo llevaban a esa secta". Además, agregó que su hermano, cayó en un pozo depresivo cuando falleció su mamdre. Con respecto al padre del joven, la chica, reveló que es integrante de una secta y que habría entregado a modo de ofrenda a su propio hijo. "Él está así porque le dijeron que se tiene que morir desangrado. Él reconoció que le hicieron de todo'", manifestó su hermana.

Juan quedó internado en grave estado

El caso salió a la luz los primeros días de noviembre, cuando la policía realizó una allanamiento en la casa de la familia Aubel, en la localidad correntina de La Cruz, y encontraron a Juan "en estado de vulnerabilidad", según consta en la denuncia radicada en el Juzgado de Paz local. La hermana del joven internado, detalló que "lo encontraron esposado, deshidratado, anémico, en las peores condiciones. Los médicos nos dijeron que era un milagro que estuviera vivo".

Hasta el momento no hay imputados en la causa, a pesar de las acusaciones de las hermanas de Juan hacia su padre. "Estoy desesperada por como lo vi a mi hermano, no puede ser que esta persona siga tomando mate en la casa tranquilo. Por eso exigimos la detención, por tantos años de abuso, de maltrato y la forma en la que se encuentra Juan", pidió su hermana.

Fuente: Crónica