BUENOS AIRES

Macabro: Lo mataron a golpes y prendieron fuego el cadáver

Ocurrió en la madrugada de este domingo en Temperley, Buenos Aires. La víctima, un carnicero que vivía en la calle desde hacía años. No descartan que el asesinato esté vinculado con algún tipo de violencia sexual.
domingo, 26 de enero de 2020 · 13:54

Un macabro hecho, fue con lo que se encontró un joven que iba caminando junto su novia, al ver el cadáver de un joven carnicero, quien fue asesinado a golpes y prendido fuego en un parque de la localidad bonaerense.

El cadáver de la víctima, identificada por la Justicia como Luis Alberto Ramos (27), fue encontrado el pasado viernes en el parque Ciudad de San José, ubicado sobre Caaguazú al 800, en dicha localidad del partido de Lomas de Zamora, en el sur del Gran Buenos Aires.

Un transeúnte descubrió el cuerpo alrededor de las 8 cuando caminaba junto a su novia, con quien se dirigía a un campo de deportes cercano. En un principio el joven pensó que se trataba de un maniquí, pero cuando advirtió que era un cadáver, dio aviso de inmediato al 911.

Ramos estaba muy golpeado en el rostro, tenía bastante sangre en sus manos e incluso en una de ellas tenía una piedra, por lo que se presume que intentó defenderse durante el ataque.

De la cintura para abajo, el cuerpo de la víctima presentaba signos de haber sido prendido fuego por sus agresores, informaron fuentes judiciales.

De acuerdo a lo reconstruido por los investigadores, el hecho ocurrió durante la madrugada y aguardaban el resultado de la autopsia para determinar la mecánica de la muerte del joven.

Familiares de la víctima manifestaron que Ramos vivía en la calle desde hace años y que al ser carnicero de oficio, realizaba changas relacionadas con su profesión.

También señalaron que era adicto a los estupefacientes, mientras que los pesquisas pudieron establecer que el joven solía pernoctar a metros del lugar donde fue hallado asesinado, por lo que se trata de la escena primaria del crimen.

Los investigadores intentaban determinar el móvil del ataque, aunque no descartaban que el asesinato estuviera vinculado con algún tipo de violencia sexual.

Fuente: Crónica