Insólita decisión

Fiscal liberó a un ladrón porque una de sus víctimas tiene Covid

La medida fue tomada luego de que detectaran que el damnificado era positivo de coronavirus.
miércoles, 14 de octubre de 2020 · 21:03

El hecho sucedió en Viedma, Río Negro. Según los vecinos, durante septiembre se registró una elevada ola delictiva en el lugar, pero el caso de un hombre, que iba acompañado de su pequeño hijo durante los asaltos, fue el que llamó la atención. No solo por la participación del menor, sino porque en las últimas horas el fiscal decidió liberarlo por una insólita razón. 

En el último asalto que llevó a cabo, el delincuente fue detenido al ser encontrado con algunos de los materiales robados. Con las pruebas en sus manos las victimas que no dudaron y lo identificaron como el culpable. A pesar de tener todos los elementos dados como para que pase un tiempo tras las rejas, el fiscal a cargo de la investigación dispuso su liberación.

De acuerdo con su llamativo argumento, el delincuente podría tener coronavirus tras haber manipulado pertenencias de uno de los vecinos asaltados, el cual está infectado por el virus.

El delincuente era ampliamente buscado. Tras tareas de investigación los efectivos lograron identificar y atrapar al sujeto de 30 años. Este hacia las sustracciones en compañía de un menor de 10 años. El malhechor fue señalado por cuatro personas, quienes argumentaban que usaba al niño para ingresar a las viviendas en lugares estrechos.

Todos esperaban que el fiscal Guillermo Ortiz dispusiera la prisión preventiva. Aunque finalmente solicitó la liberación tras haber sido informado que una las herramientas sustraídas en el último asalto pertenecían a una persona que se encuentra infectada. Por ende, el delincuente podría haber contraído la enfermedad.

La decisión generó polémica en los vecinos de la zona de la Escuela Gaia de Viedma, quienes se mostraron angustiados por esta situación y le pidieron al fiscal que revea su decisión. Uno de los vecinos habló con un medio de la ciudad de Viedma y manifestó: "El delincuente ahora está comiendo asado con sus amigos y nosotros estamos metidos adentro de nuestras casas totalmente asustados porque no paran de robar en la zona. La indignación que tenemos los vecinos es que el fiscal largó al ladrón en tres horas, por una sospecha de un posible covid porque una de las víctimas tiene covid, cuando estaba en su habitación durmiendo”.