Primicia

Aparecieron las fotos de la casa donde murió Diego Maradona

La residencia por la que pagaban 16 mil dólares dejaba mucho que desear.
miércoles, 2 de diciembre de 2020 · 12:02

Finalmente salieron a la luz las fotos de la casa del country donde murió el 25 de noviembre Diego Armando Maradona y varios programas periodísticos mostraron los ambientes de la residencia que no estuvo a la altura de las necesidades del Diez.

En “Nosotros a la Mañana” (El Trece) mostraron las fotos del hogar de Tigre que alquilaron especialmente para que Maradona se recuperara luego de su operación.

Fue Jana Maradona quien se encargó de firmar el contrato de locación de la casa que ocuparía su padre y su equipo por tres meses para estar tranquilo, relajado y contar con el equipo médico para su monitoreo.

El monto del alquiler fue de 16.000 dólares, por el período que iba desde el 10 de noviembre hasta el 31 de enero de 2021 por una casa que había ofrecido con lujosa pero resultó ser lo contrario.

Era amplia, sin lujos, con una agradable vista a la laguna y un jardín arreglado pero florecido. En la planta baja el inmueble tenía un living comedor con cocina integrada, un baño completo y un amplio playroom vidriado. En la planta alta la casa tiene cuatro habitaciones, una con vestidor y baño en suite. Esa fue la habitación que se pensó para Maradona en un comienzo, pero luego por sus problemas para caminar se decidió que el ex futbolista se instalara en la planta baja.

Fue en ese momento donde a los asistentes de Maradona se le ocurrió improvisar un espacio en el playroom, por lo que lo aislaron del resto de los ambientes con paredes de yeso, la cama y un aire acondicionado.

“Se lo acomodaron para que él vea el lago”, comentó la periodista Sandra Borghi. Luego Karina Iavícoli se sorprendió por un detalle no menor: “Le colocaron durlock en esa ventana para que no le entrara tanto el sol y no le molestara. Una persona que está deprimida, sola, que echa a cualquiera que quiera entrar a verlo y le ponen un durlock… ¡Es de un abandono...!”, dijo molesta.

Por si no fuera poco, para evitar que el DT tuviera que cruzar la casa hasta el cuarto de baño de la planta baja se instaló un inodoro químico ortopédico.

Cuando Diego Maradona decidió abandonar la clínica, sus hijas Gianinna y Jana Maradona se hicieron responsables de firmar la externación de su padre.

Desde la Clínica Olivos plantearon las necesidades básicas que debía cubrir la internación domiciliaria: “Enfermeros preferentemente hombres con disponibilidad tiempo completo y especializados en problemática de consumo de sustancias, médico neurólogo y médico clínico. A su vez, contar con la disponibilidad para realizarse estudios médicos y una ambulancia por si se considera necesario el traslado”. Cuestiones que nunca se llegaron a cumplir.