BUENOS AIRES

Detuvieron al surfer que venía de Brasil y escapó de la cuarentena

El martes pasado prefectura lo había escoltado hasta su casa para que cumpliera con el aislamiento obligatorio pero segundos después escapó.
miércoles, 25 de marzo de 2020 · 18:48

Este miércoles en horas del mediodía, Federico Llamas, el joven surfer  de 27 años, que violo la cuarentena, quedó detenido con custodia policial a disposición de la Justicia Federal. El pasado martes fue demorado en uno de los controles dispuesto para restringir el acceso a la Ciudad de Buenos Aires por el coronavirus.

El joven infractor llevaba tablas de surf en el techo de la camioneta en la que circulaba cuando fue detenido por personal policial. Un móvil y dos motos de prefectura lo escoltaron hasta su domicilio para que comenzará con el aislamiento obligatorio. Llamas espero a que se fueran y,  segundos después arrancó el vehículo dándose a la fuga. Un vecino registró la escena desde un balcón y el video se viralizó rápidamente.

Efectivos de la Prefectura, tras comprobar que efectivamente se había ido se dirigieron al domicilio de su padre en Ezeiza, pero no lo encontraron ahí. Finalmente, fue hallado en la ciudad balnearia de Ostende, donde vive su madre. En esa vivienda el joven surfer cumple con la cuarentena obligatoria.

Uno de los problemas con Llamas es que las versiones que les dio a las autoridades no coinciden. Primero dijo que venía de su casa, después que volvía de vacacionar en Brasil e ingresó al país a través de la frontera de Paso de los Libres, en la provincia de Corrientes.

Sin embargo, el pasado fin de semana, en un operativo policial, se les negó el ingreso al país a aproximadamente 6 mil turistas argentinos que volvían de Brasil por ese mismo paso fronterizo, ya que ninguno era residente de la ciudad correntina y se les ordenó circular por otras rutas para regresar a sus domicilios.

Está acusado de infringir los artículos 205 y 239 del Código Penal: incumplir las normas para evitar la propagación de epidemias y por desobediencia a la autoridad.