En primera persona

Impactante testimonio de una argentina que padece Coronavirus: "Quedense en sus casas"

Marisol San Roman dialogó con Canal 13 y contó el calvario que está padeciendo tras contraer el Covid-19 en España.
sábado, 28 de marzo de 2020 · 17:59

Marisol San Roman es una joven argentina que estudiaba en la ciudad de Madrid, España. Antes de regresar al país, días previos a la disposición de la cuarentena obligatoria, la joven vivió un giro de 180 grados en su destino, ya que contrajo el tan temido coronavirus en una reunión entre amigos. Marisol accedió al diálogo con este medio y pidió a los sanjuaninos que tomen conciencia, para no llegar a vivir la situación a la que ella se está enfrentando.

La joven estudiaba en una universidad española. Debido al cierre de la misma por el inicio de la cuarentena en ese país, ella debió regresar a la Argentina. En una reunión previa a su regreso, compartió objetos tales como lapiz labial y vasos con una chica que posteriormente, se dió a conocer que contrajo coronavirus. Además, dentro de su misma universidad se dieron a conocer casos de la enfermedad, por lo que Marisol asume que estos pueden haber sido los puntos de contagio.

En su regreso al país, se empezó a manifestar la enfermedad. La joven detalló a este medio que un día, luego de ya haberse instalado en Argentina, empezaron los síntomas. "Era que tenía 40 grados de fiebre, y me dolía muchisimo la garganta." Contó. Luego de estudios, se conoció la verdad. Marisol contrajo coronavirus.

La joven contó los horrores que vivió a raíz de los fuertes ataques de tos que nacieron a raíz de la enfermedad. Según su testimonio, en estos ataques, Marisol llegó a toser sangre y quedó al borde del desmayo: "En ese momento lloré, se me llenaron los ojos de lagrimas. Esto no es una gripe, esto no es una neumonía, esto es algo peor. Ahi si tuve miedo, ahi me di cuenta lo que era el coronavirus." Contó.

Con respecto a su vida en la habitación, Marisol explicó que no tiene contacto alguno con su padre, con quien vive en su casa. Todas las puertas y accesos a su habitación están cerrados completamente, al punto que ni siquiera puede abrir alguna ventana, dejándola completamente aislada del mundo. Su padre, le deja a través de la puerta de la habitación la comida, sin siquiera poder verla a la cara. Luego, deben desinfectar la zona donde Marisol abre su puerta para meter la comida a su casa: "El único contacto que tengo es con el barbijo puesto, los guantes de latex, saco en menos de 30 segundos la comida, eso es todo el contacto que tengo con el exterior."

Por último, Marisol hizo un pedido muy especial para nosotros, los sanjuaninos, haciendo hincapie en que se respete la cuarentena, para no tener que lamentar contagios, o peor, muertes. La joven pidió "que se tomen esto en serio, que esto no es una gripe. Es lo mas duro que me toco pasar en la vida". 

 

Otras Noticias