ESTE LUNES

Denunció que un intendente la sancionó por pedir barbijos

Una enfermera de Recreo (Catamarca) dio a conocer su historia tras haber sido suspendida sin goce de sueldo. La trabajadora de la salud le había solicitado más insumos sanitarios al jefe comunal.
lunes, 13 de abril de 2020 · 23:27

Una enfermera reclamó la falta de barbijos al intendente de Recreo (Catamarca), Luis Polti, y el jefe comunal la sancionó. Según publicó el medio TN, el intendente la suspendió dos días sin goce de sueldo porque la trabajadora de la salud le había faltado el respeto. "Acá no trabajas más" se escucha al jefe comunal durante el audio que reveló el canal de noticias.

Paula Nieto, enfermera desde hace seis años en la Municipalidad de Recreo, le contó al medio local El Esquiú que estaban haciendo turnos rotativos dado que fueron afectados por la crisis sanitaria. Entonces, a ella la enviaron a trabajar en el fitosanitario, cuando el miércoles pasado llegó un camionero comentando que estaba muy mal.

Ese mismo día por la noche llegó el intendente Polti. “Allí le pedí barbijos, porque yo estaba usando un barbijo y guantes que había comprado, porque no hay insumos”, aseguró Nieto. Además, la enfermera solicitó insumos para quienes la acompañaban, dado que lo que estaban usando no los protegía. Ante el reclamo, el jefe comunal les hizo entrega de los barbijos reusables. “Ésta fue toda la conversación, en ningún momento le falté el respeto, como él dice, no le dije ninguna otra cosa porque no hubo más tiempo, él salió y se fue”, expresó.

Qué pasó tras el reclamo de la enfermera

Según contó Nieto en conversación con el medio catamarqueño, en la mañana del jueves, Polti la convocó de “manera urgente” a una posta sanitaria. La trabajadora de la salud dijo: “Cuando llegó el intendente, no dijo ni buenos días ni nada: la respuesta fue que me iba a echar del trabajo porque le había faltado el respeto, le había dicho un montón de cosas y todo eso. Reitero, no le falté el respeto”.

Del mismo modo, el intendente le manifestó que la iban a sancionar por tres días sin goce de sueldo. La enfermera afirmó: “Me dijo que si tenía categoría, me bajaba, porque dejaba de ser enfermera, que no pertenezco más al área de salud, y que cuando termine la cuarentena recién me dirá a dónde, según le den ganas, me manda a trabajar”.

En cuanto a las sanciones que Polti le había mencionado que le aplicaría, Nieto precisó que su jefa la notificó que “tenía todos los papeles para que dejara de pertenecer al área de salud, porque me puso en disponibilidad y tenía que firmar los tres días de suspensión. Él siempre se dirigió con toda la prepotencia de que el intendente era él, que no le conteste, que no le iba a temblar la mano para echarme si le volvía a hacer otra cosa. Todo por el solo hecho de pedirle un barbijo para cubrir mi salud, para él la ofensa más grande fue haberle pedido un barbijo”, finalizó Nieto su relato sobre el incómodo momento que vivió con el intendente de Recreo.