ESTE MIÉRCOLES

Alberto Fernández apuntó contra los economistas que piden salir ya de la cuarentena

El mandatario dio una entrevista radial y se refirió al sector opositor que quiere terminar con el aislamiento. "Salir ya de la cuarentena, es llevar a la muerte a miles de argentinos", expresó.
miércoles, 6 de mayo de 2020 · 16:49

Este miércoles, el presidente Alberto Fernández se refirió a los planteos de economistas, empresarios y dirigentes políticos que en los últimos días pidieron una salida de la cuarentena más veloz debido al fuerte impacto que las medidas contra el coronavirus generaron en el mecanismo económico, financiero y laboral del país. El mandatario expresó en diálogo con Radio Con Vos que, “los que dicen ‘salgamos de la cuarentena ya’, sepan que salir ya en los términos que ellos reclaman es llevar a la muerte a miles de argentinos porque no lo podemos controlar eso”. Asimismo subrayó: “Están jugando con el malestar que tienen los argentinos. Les pido que miren los informes; si no hubiéramos hecho la cuarentena, tendríamos miles de muertos, que no llegaron porque fuimos responsables”.

Luego el presidente defendió las medidas restrictivas que tomó a partir del 19 de marzo, cuando anunció el comienzo de la cuarentena y la primera etapa de un plan de acción sanitario para enfrentar la pandemia. Al mismo tiempo, afirmó que  “No se puede hacer cuarentena y que la economía funcione, y los que eligieron terminaron juntando muertos en camiones frigoríficos y enterrándolos en fosas comunes. Todo no se puede hacer. Le pido a la gente que reflexione. No es que yo tiro una gotita de apertura y veo cómo funciona. El mundo demuestra que han abierto, vuelto a cerrar y vuelto a abrir. Es muy difícil dosificar las salidas”.

Del mismo modo, el mandatario mencionó que su objetivo es que la sociedad siga respetando el plan de acción dispuesto por el gobierno nacional y sostuvo: “Quisiéramos que ese plan se siga respetando porque eso nos va a permitir seguir controlando no solo la velocidad del contagio, sino también la epidemia, para ver si podemos evitar el famoso pico”.

En referencia a la apertura del aislamiento y el posible crecimiento de los contagios, Fernández remarcó: “Cuando abrís, el efecto lo conocés 15 días después, no es que abrís y sabes cómo te fue, hay que moverse con mucha prudencia” y luego señaló contra los que piden la salida de la cuarentena en forma inmediata: “Hay un uso perverso de la estabilidad emocional de la gente, que está en cuarentena hace mucho tiempo. Estamos cumpliendo los objetivos que nos hemos fijado, estamos muy cerca de que la velocidad de duplicación del contagio sea de 25 días. En esa fase podemos hacer una apertura para el 75% de la gente en todo el país. Este es el plan que tenemos”.

Siguiendo en la misma linea, el mandatario hizo alusión al rol de la oposición. “La gente no se pone a mirar las consecuencias de lo que están proponiéndoles. Son sectores de la oposición los que lo están haciendo. Los mismos que manejan los trolls y las redes, y convocan a la gente, irresponsablemente, a hacer un pedido que puede convocar a la propia enfermedad”, resaltó. Y amplió: “Dicen que estamos destruyendo la economía, pero ellos la destruyeron sin ningún virus de por medio”.

No obstante, diferenció la mirada que tienen los gobernadores de la oposición sobre las medidas del Gobierno e indicó: “Tengo la suerte de que los opositores que gobiernan ven igual que yo la situación”. El presidente Fernández mantiene un buen vínculo con el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, y los gobernadores Gustavo Valdés (Corrientes), Rodolfo Suárez (Mendoza) y Gerardo Morales (Jujuy), quienes, hasta el momento, respaldaron cada una de las extensiones de la cuarentena.

Luego apuntó con dureza sobre un artículo que escribió el ex ministro de Economía del gobierno de Mauricio Macri, Prat Gay y afirmó: “Hay que ser responsables; ayer leí una nota de (Adolfo) Prat Gay diciendo que se está destruyendo la economía. No puedo entenderlos, no sé desde qué lugar habla. El Estado está pagando el 50% del sueldo a los empleados para mantener en pie el sistema productivo”.

Además, el mandatario señaló contra los empresarios que están nucleados en la Asociación de Empresaria Argentina (AEA), quienes en un comunicado le pidieron volver a producir y evitar el default. “Yo no puedo entenderlos. El Estado, todos los argentinos, pagan el 50% de lo sueldos de sus empleados para mantener en pie el sistema productivo y ellos reclaman. ¿Desde qué lugar están hablando? Hay que moverse con cierta prudencia en estos casos”.

En otro tramo de la entrevista, Fernández contó que desde el Gobierno están siguiendo una serie de encuestas sobre el clima que hay en la gente respecto a la cuarentena y el coronavirus. “Valoro cómo la ciudadanía tomó el tema. El debate es cómo salir, porque se vuelve un problema con la crisis”, explicó. También anunció que junto al jefe de Gabinete están preparando protocolos para ir abriendo actividades económicas y resaltó que en el interior se puede hacer con más facilidad.

“Si todo se hace con seriedad, evitando el transporte público, vemos claras posibilidades de que las cosas vuelvan a funcionar. No podemos pretender que todo se levante. Hay que tener en cuenta una serie de condiciones. Estamos cumpliendo los objetivos que nos hemos fijado, estamos logrando. Este el plan que tenemos, si cumplimos los objetivos, podemos abrir; si no, tenemos que sostener un poco más", explicó.

El Presidente puso principal atención en la salida de la cuarentena en la provincia de Buenos Aires y la Capital Federal. “En CABA tienen un nivel de aglomeración de gente muy grande, con pocos espacios abiertos. En provincia de Buenos Aires hay muchos barrios pobres pero más espaciados. El riesgo es la aglomeración humana, por eso cuidamos la salida de los barrios. Pero finalmente ocurrió”, señaló.

Haciendo alusión a la cantidad de contagios que se generaron en las villas de emergencia, en especial en la Villa 31, en Retiro, Fernández explicó: “Está reaccionando muy bien la Ciudad, tratando de hacer testeos para poder discriminar quién está sano y quién infectado. La Ciudad tiene un sistema para aislar a las personas contagiadas. Esto es la prueba de lo que dije al comienzo, vean la velocidad de contagio. No es que no le prestaron atención a la villa, es que la velocidad de contagio es exponencial. Esto era lo que se trataba de evitar”.

Para finalizar, hizo referencia a la región y la situación que vive Brasil, donde murieron 600 personas por el coronavirus ayer martes. “Brasil es un riesgo muy grande para la región. Lo hablé con Sebastián Piñera y Luis Lacalle Pou. Brasil linda con todo Latinoamérica salvo con Chile y Ecuador. Nos viven entrando camiones de carga de Brasil con mercadería de San Pablo, que es uno de los lugares más infectados”.