PARA QUE APRENDA

Mirá la dura condena que recibió un joven por mentir en las redes

El chico aseguró que una persona tenía coronavirus cuando realmente no era así
viernes, 17 de julio de 2020 · 14:03

Algo poco común se produjo recientemente en la provincia de Formosa. Lo que sucedió fue que un joven fue condenado por haber dicho una grave mentira en una red social. Este chico aseguró que una persona se encontraba infectada con coronavirus y que se había escapado del lugar donde estaba cumpliendo el aislamiento.

Este mentiroso dijo que una persona se encontraba cumpliendo con las dos semanas de aislamiento obligatorio en un centro de alojamiento de Formosa, ya que se había infectado con el virus COVID-19 y no sólo eso, si no que aseguró que este sujeto se había escapado del establecimiento, por lo que estaba propagando el virus.

Para brindar más precisiones acerca de este caso Stella Zaballa de Copes, Fiscal de Estado, le concedió una entrevista al medio Crónica, en donde declaró lo siguiente: "Lo que sucedió fue que un joven propagó una falsa noticia sobre otro que se encontraba haciendo la cuarentena obligatoria en la Escuela de Cadetes de la Policía de Formosa, uno de los centros de aislamiento dispuestos por el Gobierno provincial, se había fugado y tenía coronavirus".

Posteriormente, Zaballa agregó que esto "generó obviamente temor en la comunidad por la propagación supuesta del virus. Los mismos vecinos de la familia del joven que supuestamente se habría escapado generaron paranoia y zozobra porque todos temen la circulación viral".

Esta grave acusación derivó en una causa penal, que se inició por la presunta violación a los artículos 205 y 211 del Código Penal de la Nación, los cuales contemplan la violación de medidas sanitarias y la propagación de noticias que no son reales. Esta fue presentada ante la Oficina de Gestión de Audiencias.

Finalmente, se pudo llegar a un acuerdo entre todas las partes. La acción penal se extinguía si el mentiroso aceptaba pagar una suma de dinero, hacer trabajo comunitario y pedir disculpas a través del mismo medio por el cual dijo la mentira en un principio, su cuenta de Instagram, a lo que el acusado accedió. Más precisamente, la Fiscal de Estado reveló que el joven deberá pagar "3.000 pesos, hacer trabajo comunitario en una capilla durante ocho meses y pedir disculpas públicas por la misma red social".