EL PAÍS

Video: Un perro suelto generó un escándalo entre vecinos de un country

Hubo golpes y palazos porque el propietario de un perro no quería colocarle la correa. Cuando le pidieron que lo atara reaccionó con agresiones a una mujer que tuvo que ser atendida en el hospital.
miércoles, 23 de septiembre de 2020 · 21:08

Este martes al mediodía se produjo un escándalo con agresiones en un conocido country de Tigre, Provincia de Buenos Aires. La pelea se produjo entre vecinos porque uno de ellos paseaba un perro sin correa y otro le pidió que lo atara. La respuesta fueron agresiones en las que terminó herida una mujer que tuvo que ser atendida en un centro de salud. 

Según trascendió el propietario de una vivienda del complejo habitacional, Sebastián García advirtió que un vecino estaba frente a su casa paseando un perro ovejero alemán y le pidió que lo atara por temor a que atacara a su hijo de 12 años. 

"Le pedí por favor que le ponga la correa al perro, ya que así son las reglas del barrio (San Isidro Labrador) y porque además podía ser peligroso para mi hijo. Pero su respuesta fue muy agresiva. Me dijo: '¿Vos quién carajos sos?" contó el hombre, quien advirtió que iba a denunciar la situación ante la administración del country. El muchacho que paseaba el perro le dijo que iba a llamar a su papá.

Al otro día Sebastián García escuchó ruidos en el frente de su casa y efectivamente habían vuelto el muchacho dueño del perro con su padre quienes habrían pateado la puerta llamándolo. "En ese momento nos dimos cuenta de que eran padre e hijo. Entonces mi mujer prendió el celular y lo dejó para filmar, con la idea de que podía pasar algo. Y así fue: el hombre primero me atacó a mí y el hijo golpeó a mi esposa", explicó el agredido. 

Por lo que se puede ver en el video se produce una discusión en el que interviene la esposa de García quien es agredida, luego entra en escena la empleada que lleva un palo para golpear a los dueños del perro en cuestión.

Una vez finalizada la pelea los dueños de casa se dirigieron a radicar la denuncia en la comisaría de Villa La Ñata y por lo que contaron los perjudicados esa familia ya tiene otros antecedentes. 

"Son personas que ya tuvieron otros problemas con vecinos de la zona. Mi mujer y mi hijo quedaron con miedo, pero yo espero que todo termine acá", dijo García.