PANDEMIA

Tres provincias endurecen medidas: toque de queda y PCR obligatorio

Los gobernadores comenzaron a aplicar acciones severas frente al aumento de casos. Temen un mayor crecimiento de la curva de contagios.
martes, 5 de enero de 2021 · 09:57

Chaco, La Pampa y Santiago del Estero fueron las tres primeras provincias en endurecer medidas frente a la amenaza de un nuevo pico de contagios, mientras el presidente Alberto Fernández evalúa un toque de queda sanitario a ejemplo de lo que ya sucede en naciones europeas con Francia e Italia. En aquellos países se definió la obligación de quedarse en casa en horario nocturno con controles policiales como garantía de cumplimiento.

En Chaco el gobernador Jorge Capitanich decretó una 'alarma sanitaria' entre las 0 y las 6 de la mañana hasta el 21 de enero, con la excepción de los días jueves a domingo cuando estará permitida la apertura de bares y restoranes hasta las 2 de la madrugada.

Las fronteras chaqueñas tendrán nuevamente controles limítrofes, para anotar cada ingreso y hacer el seguimiento de los visitantes. Los sábados y domingos no se permitirá el tránsito entre localidades, de acuerdo a la resolución oficial.

En La Pampa el gobernador Sergio Ziliotto también dispuso restricciones a partir del primer lunes de 2021. Decretó el toque de queda sanitario que impide circular en toda la provincia en un rango horario específico, acortó la actividad gastronómica y extendió la prohibición de encuentros sociales.

Por su parte, el gobernador de Santiago del Estero, Gerardo Zamora, impuso la exigencia de un test PCR negativo como requisito para ingresar a su territorio, mientras en el resto de país se puede circular sin esta documentación para favorecer el turismo estival. Sin embargo, se dispuso que el hisopado pueda realizarse sin costo para el particular, en el aeropuerto santiagueño.

La Organización Mundial de la Salud indicó que el 'cierre de emergencia' puede ralentizar los contagios. En este sentido, la responsable de Enfermedades Emergentes y Zoonosis de la OMS, Maria Van Kerkhove, dijo que 'las medidas establecidas en algunos países de Europa que reducen la oportunidad de que las personas se reúnan en espacios cerrados puede ayudar a reducir la transmisión del virus'.

El toque de queda sanitario consiste lisa y llanamente en prohibir salir del domicilio durante un rango horario en la noche. Lo habitual es que las fuerzas de seguridad se ocupen de controlar el cumplimiento en las calles, bajo apercibimiento de multas.

El presidente Fernández no descartó que pueda sobrevenir un toque de queda sanitario a nivel nacional, si las estadísticas indicaran que fuera indispensable para frenar la escalada de casos. 'Tan solo teniendo oficiales y suboficiales de fuerzas de seguridad caminando por las plazas, viendo donde hay aglomeración de gente y diciendo 'circulen' alcanza', dijo el jefe de Estado días atrás.