BUENOS AIRES

Fue a una cama solar por una promo y terminó hospitalizada

A través de las plataformas sociales dio a conocer el mal momento que atravesó
domingo, 21 de noviembre de 2021 · 21:37

Una joven se sometió a dos sesiones de cama solar en un establecimiento del barrio porteño de Villa Pueyrredón. Ante esto, ella terminó deshidratada y con su piel quemada. Por este motivo es que la atendieron en el Hospital de Quemados y ahora se recupera en su casa.

En sus redes sociales indicó “Es insoportable el dolor”. En su cuenta de la red social Twitter, Paula publicó las fotos de cómo quedó su cuerpo tras someterse a ese procedimiento y contó lo sucedido. “Lo cuento porque de verdad la estoy pasando muy mal. Es insoportable el dolor, tengo el 90% del cuerpo quemado en carne viva. No puedo dormir, ni sentarme, ni siquiera puedo parpadear porque me queme hasta los párpados, no puedo vestirme sola”, detalló.

La joven relató que el jueves se acercó a un solarium donde había una promoción de “dos por uno”, la cual podía ser utilizada por una misma persona o dos. Ella decidió hacer ambas sesiones, aunque le advirtieron que “iba a quedar un poco roja”. Paula ya había ido en otras oportunidades a camas solares pero aseguró que jamás le pasó algo como lo que le ocurrió esta vez.

Cuando salió del solarium todo estaba bien, pero dos horas después su piel comenzó a ponerse muy colorada. “A las 3 horas tenía fiebre y temblaba como si hicieran 10 grados bajo cero. Me bajaba la presión, quería vomitar, no podía tomar líquido ni comer”, contó la joven. Esa noche no durmió y todo empeoró.  En la guardia, le dijeron que vaya al Hospital de Quemados.

En el Hospital de Quemados, un médico ordenó realizarle un hematocrito porque la veía deshidratada. Mientras esperaba los resultados, se quedó en una cama de guardia y le aplicaron cremas, lo que le generó bastante alivio. Cuando llegaron los resultados se comprobó que efectivamente estaba deshidratada, por lo que le inyectaron suero. También le dijeron que aunque las quemaduras eran superficiales eran muy fuertes, y que quizás tendrían que internarla. Luego de unas horas le dieron el alta aunque con controles obligatorios.