INUSUAL

Misterio y preocupación: dos hermanos fueron a cobrar una deuda y no volvieron

Los dos jóvenes se encuentran desaparecidos desde el pasado lunes 7 de junio. En ese momento fueron vistos por su propia madre.
viernes, 11 de junio de 2021 · 08:48

Una familia de la vecina provincia de Mendoza se encuentra viviendo momentos de una profunda preocupación. Esto se debe a que dos jóvenes hermanos fueron a cobrar una deuda de un trabajo que habían realizado y no volvieron. Ambos llevan casi cuatro días sin dar señales de vida.

El hecho se produjo en Colonia Bombal dentro de la localidad mendocina de Maipú. En este lugar los hermanos Kevin Luciano Álvarez de 18 años de edad y Franco Jesús Álvarez de 28 años viajaron junto a su madre, Lidia Freites. Los tres tomaron un colectivo juntos pero luego tomaron caminos separados porque tenían destinos diferentes.

Los jóvenes fueron a cobrar una deuda que tenían con ellos, debido a un trabajo de albañilería que habían realizado. Mientras que su mamá tenía otras tareas que realizar por lo que no fue con sus hijos. Sin embargo cada tanto iban comunicándose mediante la aplicación de mensajería WhatsApp.

No obstante alrededor de las 21:47 del pasado lunes 7 de junio el único celular que tenían Kevin y Franco dejó de mostrar la última conexión. Freites ya no pudo conversar más con ellos. El último mensaje que enviaron sus hijos fue que ya se encontraban en el lugar donde debían hacer el cobro.

Ante esta situación Lidia realizó la denuncia correspondiente para que las autoridades la ayuden con la búsqueda. De esta manera personal del Grupo Halcón y de Investigaciones comenzó a seguir algunas pistas para tratar de dar con el paradero de los hombres.

Una vez que este caso salió a la luz Miguel Álvarez, el tío de los desaparecidos, habló con medios locales sobre el caso. "Mi hermana los vio por última vez el lunes a las tres de la tarde. Ellos se tomaron otro colectivo y fueron a cobrar un trabajo de albañilería. A las 21.30 mi hermana habló con el más chico y le dijo que estaban esperando a que les pagaran. Esa fue la última comunicación. Los chicos trabajaban, no mantenían conflictos y si lo han tenido no creo que haya sido tan grave como para llegar a una desaparición. Uno no quiere ni pensarlo", declaró.

Otras Noticias