ENTRE RÍOS

Peleas y denuncias con otras presas: así vivió Nahir Galarza 1.300 días presa

En diciembre de 2017 los jueves la hallaron culpable por el crimen de su novio y desde entonces la joven cumple condena en Paraná, Entre Ríos.
lunes, 19 de julio de 2021 · 11:55

Este domingo se cumplieron 1300 días desde que Nahir Galarza (22) permanece encarcelada en la cárcel de mujeres de Paraná, Entre Ríos. La joven fue condenada por asesinar a su pareja de entonces, Fernando Pastorizzo, y desde entonces ha estado involucrada en varias polémicas en relación a su comportamiento y su convivencia con otras internas del penal. En diciembre de 2017 los jueves la hallaron culpable por el crimen de su novio y desde entonces cumple la condena máxima dispuesta por el Código Penal.

Galarza mantiene una pelea con algunas internas, incluso, una presa llegó a denunciarla de tener planes de fuga. Ante estas acusaciones, la propia Nahir Galarza fue quien lo desmintió y contraatacó que la denunciante realizó tal afirmación porque se niega a mantener relaciones con ella. La joven de 22 años expresó en una reciente entrevista que desde que está en la Unidad Penal Número 6 de Mujeres de Paraná siente que los días pasan más lento y que esto le genera una sensación de que lleva "encerrada una eternidad”.

Con una reclusa

La semana pasada la joven sufrió el ataque de algunas de sus compañeras, quienes comenzaron a gritarle y a increparla porque aseguraban que fue Galarza quien las delató con las autoridades del establecimiento de que tenían celulares en su poder.  Por su parte, la abogada de Nahir, Raquel Hermida Leyenda, desmintió que su cliente haya hecho una denuncia contra las mujeres que la acusaron. “Las internas fueron engañadas por la unidad penitenciaria. Les dijeron que les secuestraban los celulares porque habían posteado fotos en las redes. Esto le genera un problema a Nahir con el resto de la población carcelaria y ella no tuvo nada que ver”, expresó la abogada.

“Por suerte pudo aclarar todo con las compañeras. Se la querían comer cruda. No sabemos porque la quieren hundir. Le prohibieron hacer dos talleres literarios, le dejan la computadora sólo una hora para estudiar Psicología y música. Pareciera que quieren que se quede encerrada y no quiera estudiar o hacer actividades para incorporar conocimiento”, detalló un allegado a la familia. La familia Galarza esta convencida que las autoridades de la cárcel, empezando por la directora María del Carmen Muñoz, tienen una especie de hostilidad con Nahir, a diferencia de las otras internas. “Quizá sea por lo mediático del caso, pero no la dejan ejercer sus derechos”, denunció uno de los abogados de la condenada.

La pareja de Nahir

 

 

 

 

 

Fuente Crónica