¡FELIZ DÍA!

Día del Amigo: quién es Enrique Febbraro, el argentino que inventó el día

Actualmente la fecha se celebra en Brasil, Uruguay, Chile e incluso España.
martes, 20 de julio de 2021 · 11:39

El Día del Amigo comenzó a celebrarse en 1969 y nunca dejó de ser motivo de encuentros y festejo. Fue el odontólogo de Lomas de Zamora (Buenos Aires) Enrique Febbraro, quien se inspiró en la llegada del hombre a la Luna el 20 de julio de 1969. El argentino se conmovió cuando el astronauta Neil Armstrong apoyó su pie izquierdo para descender a terreno lunar y pronunció su célebre frase: ‘Un pequeño paso para el hombre, pero un gran salto para la humanidad'”.

Todo surgió mientras miraba la misión de Apolo XI que significó la llegada del hombre a la luna. Ahí, Febbraro tuvo la idea de escribir 1000 cartas a distintos lugares del globo para impulsar la iniciativa y recibió más de 700 respuestas. Ese fue el nacimiento de la celebración que hoy cuenta con un gran arraigo popular en Argentina. Todas la misivas las terminaba así, en relación al viaje espacial: "Fuimos sus amigos y ellos, amigos del universo”, expresó en su momento Enrique.

La dictadura cívico militar autorizó la celebración en 1979 y luego se sumaron entidades públicas y privadas de Argentina y naciones de América Latina. En la región, adhirieron a la celebración impulsada por Febbraro Brasil, Uruguay y Chile, y en otros países como España. Febbraro falleció el 4 de noviembre de 2008 y además fue candidato en dos oportunidades al Premio Nobel de la Paz. También entabló una profunda amistad con Edwin Aldrin, coronel de la Fuerza Aérea de Estados Unidos, quien compartió misión especial con el astronauta Neil Armstrong.

Las 12 frases de Enrique Febbraro para el Día del amigo

-“Un amigo no da consejos, ayuda, acompaña”.

-“La amistad es casta: si se mezcla con sexo, ya es otra cosa. Y tanto con un hombre, como con una mujer, tiene que estar fundada en el respeto”.

-“Un padre que da consejos es un padre, ¡pero jamás un amigo!”.

-“Entre un hombre y una mujer siempre subyace el deseo, pero si se lo supera, la amistad prospera. El matrimonio —aunque es una institución que une intereses diversos— siempre llega al minuto donde surge la amistad.”

-“Un amigo no aconseja, se mete en el problema, se embrolla, y ayuda al otro.”

-“Mi amigo es mi maestro, mi discípulo y mi condiscípulo.”

-“Los sacramentos de la amistad son: simpatía, ternura, respeto, reciprocidad, lealtad, comprensión, desinterés, solidaridad, perseverancia y alegría.”

-“Hace falta callar, aunque se tenga razón, porque dos no pelean si uno no quiere.”

-“No hacer o decir nada que lastime u ofenda al otro.”

-“Acompañar siempre: en la soledad, el dolor o la alegría.”

-“Aceptar a las personas como son y querer hasta en el mínimo detalle, sin esperar recompensa.”

-“Olvidar los propios problemas y escuchar con oído y corazón de amigos.”