PAÍS

La familia de la víctima denunció encubrimiento en el femicidio de Salta

Una hermana de la víctima del femicidio del Barrio Solís Pizarro de Salta dijo que la familia del femicida conocía la situación. El sujeto mató a su novia y luego se quitó la vida
lunes, 2 de agosto de 2021 · 09:32

Este sábado la comunidad salteña se vio conmocionada por el hecho sucedido en calle Los Ñandúes y avenida Santa Inés, en el barrio Solís Pizarro de Salta. En el lugar encontraron muertos a una joven de 26 años identificada como Rocío González, y su novio, Exequiel Mendoza, de 21. Según investigaciones se trataría de un femicidio seguido de suicidio.

Una de las hermanas de la víctima dijo a Diario El Tribuno que "encubrió el hecho, sabía que ese monstruo la golpeaba a mi hermana y nunca dijeron nada, al contrario, siempre trataron de cubrirlo". 

Según contó la joven la úlitma vez que vieron con vida a Rocío fue el sábado por la mañana cuando se iba a trabajar, desde ese momento no se supo mas de ella ya que tenía que regresar a las 14 hs, y no lo hizo. "La llamamos varias veces y no respondía, él tampoco, nos enviaba directamente al buzón de voz", contó Yanela en medio de un llanto incontenible. 

"Las horas pasaron y cerca de las 20.10 llegamos a la casa de él -por Exequiel Mendoza- y nos atendió un tío, nos dijo que no sabía si estaba, que se iba a fijar. Volvió y señaló que su sobrino había llegado borracho pero que a la mañana había estado con mi hermana, no sabía más porque estaba borracho y se tiró a dormir, y nos cerró la puerta", contó la chica. 

"Amenazamos con que si él no salía y daba la cara íbamos a llamar a la Policía, el hombre -por el tío de Mendoza- llegó hasta la puerta de la habitación pero no podía abrir, en ese momento comenzaron a alertar a otros familiares de él y seguía sin poder abrir la puerta. Entramos a la fuerza, mi cuñado tiró la puerta de la habitación de una patada. No entendemos cómo ese señor no se dio cuenta de lo que ese monstruo hizo con mi hermana", siguió diciendo, describiendo los terribles momentos de desesperación que se vivieron al descubrir lo que había pasado. 

Yanella agregó que pudieron ver a la víctima en ese momento toda ensangrentada en su boca y naríz, además de la panza roja y la cara morada. Esto fue lo que confirmó las sospechas de que había ocurrido un femicidio. 

Es una gra incógnita lo que sucedió el sábado desde las 9 de la mañana hasta pasadas las 20 hs cuando encontraron a la chica muerta en la casa del sujeto. Rocío trabajaba de empleada doméstica pero nunca llegó al lugar de trabajo, sospechan que él la pasó a buscar pero no se sabe dónde fueron. Su familia relató que ella quería dejarlo pero el la perseguía y acosaba. 

"Ella quería dejarlo pero “él la acosaba y no la dejaba en paz”, dijo Yanella, su hermana. 

“Hace poco nos empezamos a enterar muchas cosas, como por ejemplo que él la dejaba encerrada en la pieza, la golpeaba y ella nunca se animó a denunciarlo. Las veces que llegaba con algún moretón nos decía que era porque solían jugar a lo bruto. Él tenía antecedentes penales”, contó.

 

 

 

 

 

Fuente El Tribuno