RÍO NEGRO

Salvaje: una pareja asesinó a su hija de 3 años a rebencazos

El crimen ocurrió en un precario rancho. Tanto la madre como el padrastro se declaran inocente y culpan al otro.
viernes, 27 de agosto de 2021 · 14:50

'Es un asesino, mató a mi hija', se defendió Valeria Miranda (21) en medio del juicio por jurados que se le sigue en su contra por matar a golpes a Nahiara Soledad Miranda, su hija de 3 años en un rancho de la localidad rionegrina de Los Menucos. Sus palabras estaban dirigidas a Carlos Rubén Erbín (39), el padrastro de la menor, que también está imputado por el mismo hecho y al igual que su ex mujer, negó ser el autor del crimen.

A partir de este jueves, cuando finalizó la última audiencia del debate oral, el destino de ambos quedó en manos de los 12 integrantes del jurado popular que fue elegido para juzgarlos. Tienen después de que finalicen los alegatos que comenzaron este jueves, un máximo de 48 horas para emitir su veredicto, aunque se presume que se conocerá antes.

Así, llegará el cierre para uno de los crímenes más brutales de la historia argentina reciente, con una trágica historia de violencia familiar. Se espera una dura condena contra los imputados. Los exámenes forenses fueron concluyentes y los testimonios de los testigos que desfilaron durante el juicio complicaron aún más a la pareja. La menor fue víctima de una serie de maltratos sostenidos en el tiempo que terminaron por matarla.

'Su vida no era una vida normal para una criatura de tres años. Era una vida de desapegos, plagada de abandonos. Y la violencia física que sufría la describe su cuerpo. Soledad tenía 35 golpes en la parte delantera, y 11 lesiones más en su parte trasera', detalló el fiscal jefe de General Roca, Andrés Nelli, en su discurso dirigido a los 12 titulares del jurado.

El asesinato ocurrió en un precario rancho construido con adobe, rodeado de 30 cabras y ovejas, ubicado en un pequeño pueblo de la provincia de Río Negro. En un principio, los padres aseguraron que se trató de un accidente doméstico, pero los primeros exámenes al cuerpo en el lugar del hecho descartaron esa versión y motivaron la intervención de la Justicia. La autopsia finalmente revelaría los maltratos que sufrió Nahiara.