En Buenos Aires

El joven con muerte cerebral tras un brutal golpiza, mostró señales y la familia se aferra a un milagro

Los papás de Lautaro Alvaredo indicaron que su hijo mueve sus dedos u hombros cuando es estimulado, motivo por el cual todavía
miércoles, 15 de noviembre de 2023 · 15:52

Hace unos días, un caso conmocionó al país, un joven de 19 años recibió una golpiza y quedó internado gravemente. Ahora, desde la familia de Lautaro Alvaredo, que tiene muerte cerebral, dijeron que se aferran a un milagro luego de que haya mostrado señales de pequeños movimientos motrices.

Los papás de Lautaro indicaron que su hijo mueve sus dedos u hombros cuando es estimulado, motivo por el cual todavía no permiten que el INCUCAI done sus órganos. “Estamos convencidos de que Lautaro se está curando, que Dios lo está curando de a poco”, aseguró su papá Diego.

A pesar de que el joven continúa en terapia intensiva de la clínica Mariano Moreno y de que los médicos le informaron que su estado es irreversible, los papás "esperan que suceda un milagro".

"Ellos siguen en su postura de que tiene muerte cerebral, pero yo les pedí que no hagan nada en contra, sino que hagan cualquier cosa que sea a favor de Lautaro”, explicó Diego a un medio.

Además, se mostró convencido de los avances de la víctima: “Él tiene reflejos, se mueve. Si le apoyás algo frío como que se corre. Te mueve algún dedo, por ahí te mueve un hombro”.

El hombre también reconoció que en la clínica se mostraron asombrados de los movimientos motrices: “Los médicos se vieron sorprendidos. Las enfermeras se pusieron a llorar. Pensamos que es un milagro”.

Aunque se trata de factores más que alentadores para la familia, los doctores les explicaron que una de las posibilidades es que sean “reflejos eléctricos” provenientes de la médula ya que en nuevos estudios se comprobó que el panorama médico es el mismo que desde el primer día.  

Por otro lado, respecto a la situación judicial, por el momento solo hay dos jóvenes detenidos. Se tratan de Fabricio Román Stella, de 18 años, y Ian Agustín Noguera Galeano, de 19, quienes se entregaron a la Comisaría 1ra.no permiten que el INCUCAI done sus órganos.