DE PELÍCULA

Escándalo en el Ministerio de Justicia: "Encontré un señor en musculosa y ojotas haciendo una milanesa"

Desde una cueva financiera de dólares hasta gente viviendo en oficinas, el ministro Mariano Cúneo Libarona destacó los impensados casos que se descubrió en el edificio de depende de él.
martes, 5 de marzo de 2024 · 08:34

El Ministro de Justicia, Mariano Cúneo Libarona, expuso durante una entrevista televisada nuevas revelaciones sobre presuntas irregularidades encontradas dentro del Ministerio, incluyendo la presencia de personas viviendo en sus instalaciones. Desde que asumió el cargo, Cúneo Libarona emprendió una investigación que revela situaciones insólitas, desde empleados "mirando televisión" hasta la existencia de una "cueva" de dólares funcionando en uno de los depósitos.

El Ministro señala que de los 7.035 empleados heredados de la gestión anterior, alrededor de 2.503 estarían 'de sobra', representando entre el 15 y el 20 por ciento de los trabajadores como 'ñoquis'. Realizando recorridas por distintos inmuebles del Ministerio, el ministro contó que en un organismo donde supuestamente trabajan 75 empleados, apenas encontró a 7 de ellos

Libaron prosiguió y resaltó que dentro de un depósito descubrió una "cueva" en funcionamiento, y en otra dependencia, se encontró con algo inimaginable: la sorpresa de que era utilizada como vivienda: “Un señor en musculosa y ojotas haciendo una milanesa y mirando televisión”. Precisó que encontró gente que dormía en un subsuelo del Ministerio.

 También mencionó la presencia de personas con toallas, recién duchadas, y encontró bolsas, ropas y colchones, llegando a afirmar que: “Yo les puedo asegurar que es para escribir un libro, va a ser best seller. Es lo que estamos haciendo para tratar de tener un organismo prolijo, ordenado”, declaró Libaron.

El Ministro justificó estas acciones afirmando que es necesario hacer esta tarea para corregir el daño social que generan. Además, respaldó el cierre de la Agencia de Noticias Télam, argumentando que se desnaturalizó, al igual que otros organismos estatales, al llenarse de personal político que no cumplía funciones adecuadas.

En cuanto al proyecto para modificar la Ley de Imputabilidad y permitir que los menores puedan ser condenados a partir de los 14 años, Cúneo Libarona consideró que es un clamor social, argumentando que la ley vigente es de 1980 y necesita actualizarse frente a los delitos cometidos por jóvenes de esa edad en la actualidad.