INSEGURIDAD

Una policía le disparó e hirió a uno de los motochorros que intentó robarle

Los jóvenes de 19 años fueron detenidos cuando fueron a la guardia a atenderse por las heridas de bala. Ocurrió en Quilmes.
jueves, 13 de junio de 2024 · 23:59

Una mujer policía vestida de civil iba caminando por una calle de la localidad bonaerense de Quilmes Oeste cuando fue abordada por dos motochorros: uno de ellos saltó de la moto e intentó robarle, pero la agente se defendió a los tiros. Los ladrones, heridos, escaparon. Los sospechosos tienen 19 años y luego fueron detenidos.

Todo sucedió este miércoles a plena luz del día. La mujer iba cruzando por la esquina de General Manuel Savio y Bradley, durante su franco de servicio. Fue en ese momento cuando dos motochorros irrumpieron en la escena e intentaron robarle sus pertenencias.

Tal como se observa en el video que ilustra esta nota, el ladrón que iba como acompañante bajó de la moto y corrió hacia donde estaba parada la víctima.

Ante la amenaza, la policía sacó su arma reglamentaria y efectuó tres tiros. Primero, disparó contra el atacante que la abordó. Luego, cayó al piso y, desde allí, apuntó contra el otro delincuente que conducía la moto, según informaron fuentes del caso a Infobae. Logró herirlos a ambos antes de que se fugaran.

Sin embargo, fueron detenidos más tarde cuando asistieron al hospital para ser revisados por las heridas de bala.

Es que, en medio del violento episodio, una de las balas impactó en el estómago del atacante que iba como acompañante. Herido, luego, el sospechoso se dirigió al hospital Oller, situado sobre la avenida 844 y a poco más de 3 kilómetros de la escena del intento de robo. Allí lo detuvieron: el video del asalto a la policía que aportó una vecina fue clave para identificarlo.

Hasta este jueves por la tarde, permanecía internado, según confirmaron fuentes del caso a este medio. Allí, fue indagado por el fiscal. Se negó a declarar.

En tanto, el conductor de la moto recibió el roce de una bala que rebotó en uno de sus brazos. También fue por sus propios medios al hospital de Almirante Brown. Vestía la misma ropa con la que intentó cometer el robo a la policía y también lo detuvieron en ese centro de salud. Este jueves, tras recibir el alta, declaró en fiscalía. Al igual que su cómplice, se negó a declarar.

La causa está en manos del fiscal Jorge Saizar, del departamento judicial de Quilmes, quien les endilgó a los dos detenidos el delito de robo simple en grado de tentativa, que prevén penas de un mes a tres años de prisión. Pese a que es excarcelable, el funcionario judicial pidió a la Justicia de Garantías que se convalide su detención.

Si bien ninguno de los dos sospechosos tenía antecedentes, los investigadores intentan averiguar si los delincuentes habían cometido otros delitos en la zona, antes de atacar a la policía.

Por lo pronto, el fiscal Saizar no tomó temperamento contra la mujer policía al entender que actuó conforme a una legítima defensa y recién la citará a declarar en los próximos días, advirtieron las fuentes del caso.