De a poco

Mariela Fernández hablo de su lucha día a día contra la depresión

La conductora reveló algunos aspectos de su internación y de lo que fue uno de sus peores momentos.
miércoles, 16 de octubre de 2019 · 19:00

Tras la muerte de su padre, la periodista de C5N, y El Nueve ,se tuvo que internar en una clínica psiquiátrica.
Se tomó casi un año entero para recuperarse y poder volver a su trabajo.“Estoy haciendo un poco de redes sociales, volviendo al ruedo. Estuve nueve meses out del circuito, paralizada” comentó la periodista.

“Opté por frenar la pelota porque tuve un estrés postraumático. Murió mi papá y lo tapé con laburo. Fue una buena época porque laburaba en FM 100, en ‘Cortá por Lozano’ por Telefe, tenía C5N, estaba con ‘Bendita’ y ‘TVR’. Era un muy buen momento profesional y me tuve que bajar. Lo llevé lo más que pude y empecé a renunciar a ciertos laburos hasta que en noviembre de 2018, a un mes de que se cumpliera un año de la muerte de mi viejo, toqué fondo”,agregó en una entrevista ciclo radial Basta de todo.

Fernández,también habló de los distintos prejuicios que existen acerca de las enfermedades mentales y como hay que animarse a pedir ayuda,“Algunos dicen que si vas al psicólogo estás loco y está mal visto que tomes medicación”, explicó en el programa que se emite por Metro.

También contó un poco acerca de los cambios que tuvo que hacer en su vida,"Antes dormía cuatro o cinco horas, con suerte algunas veces me dormía una siesta... Estaba mal alimentada, llegué a pesar 50 kilos. Decidí internarme para acomodar todo, como horarios de descanso y de alimentación, ahora te almuerzo, te desayuno, te ceno”. “Yo en su momento venía consumiendo marihuana y con la internación fue otra de las cosas que decidí dejar. Entendí que con la marihuana estaba tapando también toda esa angustia que me había provocado la muerte de mi viejo. Encontré en un principio una anestesia y en su momento se me fue de las manos”. reveló Mariela.

"Antes dormía cuatro o cinco horas, con suerte algunas veces me dormía una siesta... Estaba mal alimentada, llegué a pesar 50 kilos. Decidí internarme para acomodar todo, como horarios de descanso y de alimentación, ahora te almuerzo, te desayuno, te ceno”, agregó.

Valorar noticia

0%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Otras Noticias