Condenado a 15 años

La escalofriante confesión del sanjuanino que violó a una nena indigna a todo el país

Se trata del joven de 22 años que violó a la bebé de su ex pareja. "Estaba en la cama, no sé qué me pasó, estuve mal", confesó el acusado antes de que se conociera la sentencia. Medios nacionales se hicieron eco del aberrante caso.
domingo, 16 de diciembre de 2018 · 13:24

El caso del hombre de 22 años condenado a 15 años de prisión por violar a una nena de un año y medio tomó repercusión a nivel nacional. A casi una semana de la sentencia en la que el joven confesó haber violado a una beba de un año y recibió una pena de 15 años de prisión el diario Crónica publicó las aberrantes frases que dijo el sujeto en el juicio. "Estaba en la cama, no sé qué me pasó, estuve mal. Eso de que se me acusa, me hago cargo. Sí, la violé, me hago cargo", confesó el acusado antes de que se conociera la sentencia.

Su abogado defensor, Horacio Merino, pidió aplicarle el mínimo de la pena: 8 años, por la confesión del acusado. Sin embargo, la fiscal Leticia Ferrón de Rago argumentó que la confesión no fue más que un intento para conseguir un beneficio por el aberrante hecho que el hombre había cometido: "Sólo una bestia puede hacer una cosa así", señaló en su alegato, y pidió para él 15 años de cárcel.

Además, la fiscal le pidió al juez José Atenágoras Vega que se investigue a la madre y las dos hermanas del acusado para verificar si cometieron los delitos por impedir que la mamá de la beba violada buscara ayuda, manteniéndola prácticamente de rehén durante cuatro días poniendo en claro riesgo su vida por la infección que había adquirido.

Al final, el magistrado coincidió con la fiscal. Condenó a 15 años al confeso violador y ordenó extraer copias del expediente para que en la Fiscalía de turno comiencen a investigar a la madre y dos hermanas del condenado. El hecho se remonta al 4 febrero de 2017 en la localidad sanjuanina de 25 de Mayo, cuando la mamá de la nena se fue a un almacén cercano a comprar. Cuando volvió encontró a su nena con un llanto incontrolable y a su pareja al lado, ebrio, haciéndose el desentendido.

Comentarios