JUDICIAL

Liberaron a la mujer que le quemó las manos a su hijo

La madre quedó imputada por el "presunto delito de lesiones leves agravadas por el vínculo".
lunes, 23 de septiembre de 2019 · 15:12

En la mañana de este lunes y tras permanecer detenida durante tres días, quedó en libertad la mujer que le quemó las manos a su hijo de 7 años con el objetivo de castigarlo. Las fuentes informaron a Diario de Cuyo que la acusada se presentó a declarar ante el titular del Quinto Juzgado Correcional, Matías Parrón, y luego el magistrado le otorgó la excarcelación. De todas maneras y al haber reconocido que le quemó las manos al pequeño para reprenderlo por haberle "robado" a su hermano mayor el teléfono celular y 20 pesos, la mujer caucetera fue imputada por el "presunto delito de lesiones leves agravadas por el vínculo". El hecho conmocionó particularmente a la comunidad educativa de la escuela Obispo Zapata.

El desmedido castigo que empleó la mujer salió a la luz la semana pasada. En la escuela no terminaban de dar crédito de lo que se estaban enterando por la boca del alumno de segundo grado que había faltado por más de una semana. La razón era que había "robado" a su hermano mayor el teléfono celular y 20 pesos, y fue su propia madre quien le dio "una lección", que dejó como secuela quemaduras en sus manos. Fue la maestra del chico la que radicó la denuncia en la Comisaría 9na. y así comenzó la investigación que llegó a un momento crucial cuando el médico legista revisó al niño y constató la existencia de las heridas y que el fuego había sido el causante de las lesiones.

Mientras la Justicia sigue investigando si existió el delito, también intervino la Dirección de Niñez de Caucete. Se tomó como medida excepcional que el chico esté bajo el cuidado de unos tíos maternos, en tanto que el hermano mayor está bajo protección de su padre, quien no habita la misma casa de la mujer con los niños. Esta medida transitoria tiene una extensión de noventa días y se pueden prorrogar automáticamente otros noventa si es conveniente. En la Dirección de la Niñez no figura algún antecedente de otro hechos de violencia que haya manifestado el niño. La lógica curiosidad de la maestra por el tiempo de ausencia del menor obtuvo una respuesta que la consternó.

Así, intervino el gabinete del establecimiento educativo y se radicó la denuncia ante la sospecha que era verídico el relato del niño. Había sido su propia madre quien le provocó las lesiones, asentando la manito en la hornalla encendida para que "aprendiera" que había hecho mal, robándole el teléfono celular y veinte pesos a su hermano mayor. Debido a que las lesiones constatadas por el médico legista en el niño fueron consideradas leves, el comienzo de la investigación ocurrió en el fuero correccional, por lo que en un principio la mujer afronta penas menores a 3 años.