JUDICIAL

Tras ser condenados, solo un narcopolicía sigue preso y el resto está en libertad

Se trata de los cinco policías que fueron condenados por tenencia de droga en Comisaría 17ª de Chimbas.
jueves, 05 de septiembre de 2019 · 15:28

Una larga investigación y multitudinario juicio en el Juzgado Federal terminó con la sentencia de cinco policías de Comisaría 17ª de Chimbas por tenencia de drogas proveniente de secuestros realizados por la comisaría, en la propia dependencia. En este escenario, tras pasar más de dos años en prisión, los acusados quedaron en libertad al cumplir las tres cuartas partes de la condena que recibieron. Todos lo hicieron excepto el Agente Juan Figueroa que recibió tres meses más que sus compañeros.

Es por ello que ahora, los defensores de los uniformados presentarán el recurso de casación para apelar el proceso y condena a sus defendidos, justificando en primer punto que durante el proceso no se aplicó la Ley como corresponde. "En mi caso estoy muy disconforme de que mi cliente haya estado trabajando más de 16 años como policía y se lo haya imputado por lo mismo que sus compañeros que llevan menos tiempo", aseguró la abogada defensora de Poblete, Filomena Noriega.

Y agregó: "La casación será larga ya que todos los defensores presentaremos el recurso". A partir de la lectura de los fundamentos, la cual tendrá lugar la próxima semana, los letrados tendrán diez días hábiles para apelar el fallo. En el juicio fueron condenados el Comisario Rodolfo Andrada, Oficial ayudante Franco Cristofaleti, Cabo Martín Tello, Oficial Inspector Fabián Olivera, Agente Juan Figueroa y el Agente Juan Poblete.

Andrada quedó absuelto por el beneficio de la duda, mientras que Cristofaleti, Tello, Olivera y Poblete recibieron tres años y seis meses, a excepción de Figueroa que fue condenado a tres años y nueve meses. "Vamos a apelar la imputación ya que consideramos que se aplicaron mal las legislaciones, comenzaremos en primer lugar con el pedido del beneficio de la duda que nunca recibieron", afirmó Noriega.