ESTE MIÉRCOLES

La justicia avanza sobre el médico tras la muerte de Julieta Viñales

La joven de 19 años falleció en la noche del martes luego de varios días de agonía, después de que el médico Maximiliano Babsia la operara de amígdalas. Este miércoles el juez ordenó algunas medidas. El profesional presentó la eximisón de prisión.
miércoles, 4 de marzo de 2020 · 19:46

Julieta Viñales entró al quirófano el pasado 10 de febrero para una operación que parecía ser rutinaria, de hecho salió y se fue a su casa, aunque a las horas ingresó a la urgencia del Marcial Quiroga luego de una descompensación que le produjo una presunta mala praxis del otorrinolaringólogo que la intervino, el Dr. Maximiliano Babsia. La chica tosió sangre y cayó en un cuadro de sangrado por lo cual la trasladaron al Hospital Rawson a terapia intensiva y pedían  desesperadamente oraciones y donación de sangre de al menos 40 personas. 
Lamentablemente el cuadro fue irreversible y falleció a las 23.40 del martes según fuentes del mencionado nosocomio. 
A todo esto el médico que la intervino presentó la eximición de prisión ante el Juez Matías Parrón que entiende en la causa que se generó ante la denuncia de los padres de Julieta por mala praxis antes de que la chica falleciera, “nosotros haremos justicia”, escribió la madre Cyntia Aboal en las redes sociales. 


Según fuentes judiciales, este miércoles el magistrado ordenó el secuestro de las historias clínicas de la Clínica Cáceres, donde fue operada, hospital Marcial Quiroga donde asistió primero a la atención médica y el hospital Rawson. Intentarán reunir elementos para determinar si efectivamente hubo mala praxis. 
Este miércoles también se practicó la autopsia del cuerpo de la joven y en la tarde entregarían el cuerpo a su familia. 
Los representantes del Otorrino Dr. Babsía, Gustavo de la Fuente y Juan Manuel Vargas, confirmaron la información que días atrás dio a conocer Canal 13 que indicaba que el profesional en un principio estuvo con atención psiquiátrica pero ahora fue dado de alta a raíz de la perturbación que le provocó el caso. Si se comprueba que hubo “homicidio culposo” la pena que le puede caber al médico puede llegar a cinco años e inhabilidad para ejercer la profesión.