País

El nuevo dato que complica al jubilado que mató a un ladrón

El hecho ocurrió el pasado viernes por la noche. La autopsia, determinó detalles que sobre los disparos que recibió el joven abatido en el asalto.
miércoles, 22 de julio de 2020 · 16:52

Este miércoles, fuentes judiciales, informaron nuevos detalles sobre Franco Martín Moreyra, el joven muerto tras el asalto al jubilado Jorge Adolfo Ríos el viernes pasado en la localidad bonaerense de Quilmes Oeste.

Según los datos que surgieron tras la autopsia, Moreyra, tenía dos balazos, uno en el tórax y otro en la región abdominal, publicó la Agencia Télam.

Los estudios, fueron realizados en la morgue de Ezpeleta. Desde allí, informaron al fiscal de la causa, Ariel Rivas, que el primer balazo ingresó en el tórax en la línea media axilar, a nivel del sexto espacio intercostal izquierdo, cruzó la quinta vértebra dorsal y se alojó en el hombro derecho.

Franco Martín "Piolo" Moreyra

El segundo disparo, que habría causado la muerte del joven,  ingresó en la zona abdominal por la fosa ilíaca derecha, pasó por el retroperitoneo y rompió la arteria aorta y la vena cava, lo que provocó una hemorragia abdominal y el shock hipovolémico, señalaron fuentes judiciales consultadas por la agencia de noticias.

Mientras tanto, la causa continúa siendo investigada por el juez de Garantías 2 quilmeño, Martín Nolfi, quien el lunes pasado, le otorgó la prisión domiciliaria a Jorge Adolfo Ríos.

El hecho ocurrió en horas de la madrugada del viernes 17 de julio, cuando varios delincuentes, ingresaron a robar a la casa de Ríos, ubicada en la calle Ayolas al 2700, en Quilmes Oeste.

Según el relato policial, el jubilado fue sorprendido mientras dormía y fue golpeado y amenazado por los asaltantes con un destornillador mientras le exigían dinero. Ante esta situación, el hombre se resistió y les disparó a los sujetos con una pistola Bersa Thunder calibre 9 milímetros de su propiedad. Esta reacción tomó por sorpresa a los ladrones, quienes huyeron rápidamente de la vivienda.

Más tarde, a través de las cámaras de seguridad de una empresa ubicada en la zona del hecho, se conoció el momento en el que uno de los ladrones, de 26 años, que se encontraba desarmado, forcejeó con Ríos cuando el hombre se dirigió hacia él portando el arma de fuego.

En el video, se ve como el sujeto huye de la escena, aparentemente herido, ya que se lo vio rengueando. Minutos después, Moreyra, dejó de moverse en el piso y los investigadores, presumen que fue por el disparo del arma del jubilado en el tórax del fallecido.