Aberrante

La macabra historia de prostitución que salpicó a la elite política de Caucete

Renato Roca, el fiscal de instrucción de la causa que incluyó a Julián Gil, Silvio Ibáñez y Emilio Mendoza, brindó detalles exclusivos en Paren Las Rotativas. Abuso y educación macabra sobre como 'complacer' a los hombres.
miércoles, 12 de agosto de 2020 · 00:20

Renato Roca, fiscal que instruye la causa de la joven que fue prostituida por su padre y para conseguir 'favores políticos', contó detalles de la macabra historia que esconde el caso. 'El padre le enseñó como engatusar a los hombres para sacarles dinero', dijo. Lo hizo en Paren Las Rotativas.

La causa comenzó hace algún tiempo atrás, cuando el padre de la víctima, ex empleado de la Municipalidad de Caucete, fue acusado de abuso sexual. Desde ahí se desprendió una investigación que terminó ahondando en los detalles más oscuros de la relación.

'Empieza desde los 13 años, cuando logra ella logra re vincularse con su padre que no conocía. Vivía con su madre y empieza la relación de visita con él, que de a poco pasa a otra cosa', dijo el funcionario judicial. ‘Él logra que ella deje la casa de la madre y empieza a darle privilegios de mujer de la casa’, explicó.

Esto fue, desde algunos tocamientos hasta ciertos niveles de abordaje sexual con su hija, hasta que llegó el punto del acceso carnal. 'Estamos hablando de abuso sexual con acceso carnal que se dio paulatinamente', indicó.

Aunque parezca ilógico, esto no fue lo peor. 'Él empieza a minar su desarrollo sexual dándole indicaciones de cómo debía perfeccionar su intimación con los hombres en este camino de sometimiento' explicó Roca.

El fiscal fue contundente: 'no es satisfacción sexual, es mucho más perverso'. El padre de la víctima (quién hoy está detenido), entonces, inició este camino de prepararla y decidió dar un paso más. 'Ahí pasa a una próxima etapa con actos de promoción de la prostitución'. En esta 'preparación', él le explicó 'cómo debe llegar a los hombres, engatusarlo, sacarles dinero', indicó.

Este fue el comienzo, la estructura mental que armó la víctima. Y no solo eso: 'ella despierta el síndrome de acomodamiento sexual, donde empieza a naturalizar estos hechos para protegerse psíquicamente', contó.

Llegó la relación con los funcionarios, los tratos de su papá con funcionarios políticos por ciertos favores. Entre ellos,  Julián Gil, Silvio Ibáñez y Emilio Mendoza (hijo). Esto hasta que la estructura se desmoronó.

Según explicó Roca, la joven comenzó a estudiar y, gracias al área en la que se inclinó, a detectar conceptos que desmoronaban esta estructura metal. 'Ella se da cuenta de que no era natural todo lo que pasaba y ahí es cuando decide hacer la denuncia contra su padre', dijo el fiscal.

Este fue el comienzo del final para el padre, quien fue acusado de 'abuso sexual con acceso carnal reiterado agravado por el vínculo y por el grave daño psicológico', 'corrupción de menores agravada por el vínculo' y 'prostitución agravado por ser menor de 18 años'. Esto, según Roca, puede hacer llegar al tope la pena de delitos en concurso real, es decir unos 50 años.

Comentarios