Atención

Cayó un nuevo acusado de violar a una trabajadora sexual trans en Santa Lucía

A través de un operativo llevado a cabo por agentes de Seguridad Personas y Homicidios se realizó el operativo durante la tarde del miércoles.
jueves, 14 de enero de 2021 · 08:27

Durante la tarde del día miércoles las pesquisas detuvieron al segundo acusado sospechoso de violar a una trabajadora trans el pasado mes de octubre. El primer aprehendido había sido un hombre identificado como José Quevedo, que posteriormente se negó a declarar.

Según revelaron las fuentes oficiales, pasadas las 19 de la tarde del miércoles, agentes de Seguridad Personas y Homicidios, encontraron a Carlos Orozco Font  (37), cuando salía de una finca ubicada en Ruta 20 en su vehículo particular, a la altura del monumento al Gaucho en Santa Lucía. Lo efectivos policiales estaban siguiéndole el paso a través de intervención telefónica,  que había sido pedida por el juez Diego Sanz del Cuarto Juzgado de Instrucción.

Es por ello que fue interceptado con un patrullero que se encargó de aprenderlo y trasladarlo a los calabozos de la dependencia de Homicidios. Orozco Font es uno de los acusados  por de haberle hecho pasar un infierno a una trabajadora sexual trans sanjuanina el pasado viernes 16 de octubre del 2020.

Es que aquella noche hubo una violación, ya que la trabajadora trans fue amenazada con un hacha y varias cuerdas. "Pensé que era mi última noche", fue una delas frases que dijo la joven de 18 años tras el violento episodio que pasó.

De acuerdo a los relatos de la damnificada, Orozco, es empleador de Quevedo, quien aparentemente manejaba la camioneta Volkswagen Amarok en la que recogieron a la trabajadora sexual de Zona Roja sanjuanina: Mitre y Aberastain. Aquella noche ambos se hicieron pasar por clientes, subieron a la joven al rodado y se dirigieron a una finca.

A continuación la bajaron de los pelos del vehículo, le arrancaron la ropa y la violaron. Nunca dejaron de golpearla. Tras cometer el violento ataque, los agresores sexuales fueron a buscar un hacha y cuerdas para continuar con el momento de tortura.

Tras un momento donde la víctima tuvo un instinto de supervivencia, forcejeó con sus agresores y logró escapar corriendo. Según lo que había comentado, no recibió la ayuda de nadie hasta que se topó con un patrullero de la Comisaría 5ta. 

En los días posteriores al violento hecho, la trabajadora sexual le otorgó una entrevista a Diario 13 en la que dio a conocer detalles macabros. "¿Tengo que estar muerta para que hagan algo? Ellos gozaban viendo como me pegaban y se reían", expresó. Al mismo tiempo pidió justicia para que los hombres terminen detenidos.