ABERRANTE

Condenaron a un malnacido que violó a su ahijada cuando tenía 5 años

La adolescente pudo denunciar el hecho tras haber vivido 11 años de martirio ocultando lo vivido.
martes, 3 de agosto de 2021 · 16:08

Una adolescente de 16 años durante once años vivió un martirio por no poder contar un hecho aberrante que la marcó toda su infancia, sin embargo en el último mes de mayo rompió el silencio y le contó la verdad a su mamá. La joven le comentó a su madre que cuando tenía 5 años su padrino de bautismo abusó sexualmente de ella. Ante esta novedad, la madre no se quedó con los brazos cruzados y radicó la denuncia en el ANIVI. La causa fue investigada y el presunto autor, LPV quedó aprehendido.

Según revelaron las fuentes judiciales,  en la mañana de este martes en las salas del Sistema Acusatorio se llevó a cabo la audiencia contra este hombre y las partes llegaron a un acuerdo de juicio abreviado, la cual fue homologada por la jueza de garantías Gema Guerrero y resolvió condenar a la pena de 1 año y 6 meses a LPV; por el delito de abuso sexual simple en prejuicio de la menor de 16 años, que al momento del delito tenía 5 años.

La magistrada manifestó en su fallo que los hechos sucedieron tal cual los dio a conocer fiscalía, lo que confirma el caso y la llevó a homologar el acuerdo de juicio abreviado. Asimismo expresó en su resolución que, al ser la primera condena y por no registrar delitos en su planilla prontuarial, este sujeto tenga condena de ejecución condicional.

De acuerdo a la información a la judicial, el hecho habría ocurrido el pasado marzo de 2010, en la fiesta de bautismo de la hermana más chica de la víctima. En relación con el relato de la adolescente en Video Grabada, la nena estaba en la casa de su abuela festejando el bautismo de su hermana. En un momento el padrino de ella (LPV) le dijo que fuera porque le iba a dar “un regalo”. Minutos después este hizo que la nena se sentara en su regazo y le tocó sus partes íntimas.

Asimismo la jueza de garantías, además de la prisión condicional, resolvió: que durante el término de dos años el condenado cumpla con reglas de conducta, como constituir domicilio real; abstenerse de usar estupefacientes y del consumo en forma abusiva de bebidas alcohólicas; prohibir acercarse a la víctima su hermana y su madre en todos los lugares a no menos de 1.000 metros; como así también por redes sociales o telefonía.

Finalmente, resolvió que la pequeña (al igual que toda su familia) sea abordada psicológicamente por el Ministerio de Desarrollo Humano y Promoción Social.