EN TRIBUNALES

Comenzó el juicio contra el changarín que abusaba de su hijastra y de su hija

Este lunes en la Sala I de tribunales empezó a ser juzgado el hombre acusado por delitos sexuales contra dos menores. Este martes seguirá la audiencia, se espera la declaración del acusado.
martes, 21 de septiembre de 2021 · 09:03

El acusado es un changarín, los hechos ocurrieron en el departamento de Caucete, en el año 2018 fue denunciado por su hija y luego en el año 2019 lo hizo su hijastra. El hombre se encuentra detenido desde el año 2019. Este lunes en la Sala I de Tribunales comenzó la indagatoria, continuará este marte, se espera que el hombre de 31 años brinde declaración.

El acusado es juzgado por el juez Martín Heredia Zaldo, en la Sala I de la Cámara Penal y Correccional de Tribunales. La fiscal Marcela Torres impulsa la acusación contra el presunto abusador por los delitos de abuso sexual gravemente ultrajante, agravado por haber sido cometido por ascendente, encargado de la guarda y aprovechando la situación de convivencia prexistente con una menor de 18 años, en perjuicio de su hija. Y por abuso sexual con acceso carnal agravado por haber sido cometido por el encargado de la guarda y la situación de convivencia con una menor, en contra de su hijastra.

Esta primera audiencia fue suspendida por pedido de la abogada defensora del acusado, Sandra Leveque. La doctora Torres planteó ampliar el requerimiento fiscal y solicitó al juez que se incluya el concurso real, por esto Leveque solicitó la suspensión hasta resolver y aclarar esto. 

 En el año 2018 este hombre fue denunciado en el Centro ANIVI, en una primera medada por la hermana menor, que a sus 11 años relató a su hermana mayor que su papá la sometía. La menor contó que tenía entre 8 y 9 años cuando este hombre de 31 años empezó con los manoseos y contacto físico que casi llegaron a la violación. Su hermana mayor, de 18 años, en septiembre del 2019 se animó a contar que ella también había sido abusada.

La chica a la que violó al menos cuatro veces sería su hijastra. En tanto que la menor a la que sometió por medio de ultrajes y manoseo que no llegó a la violación sería su hija. Estos abusos ocurrieron cuando ambas víctimas eran menores y se encontraban bajo su cargo.

La menor, hija del acusado, declaró que estos ultrajes y contactos físicos no llegaron a la violación. Pero que estos hechos se reiteraban cada vez que entraba al baño, el entraba y la tocaba.