EN PLENO CENTRO

Dos ladrones capitalinos zafaron de prisión pero no podrán estar cerca

Los hombres aprovecharon que la pareja fue al médico para desplegar su maniobra delictiva y llevarse una moto.
jueves, 29 de diciembre de 2022 · 17:41

Franco Jesús Agüero y Francisco Medina Arias, fueron acusados por robo agravado por ser vehículo dejado en la vía pública en grado de tentativa. Por este caso resolvieron, en juicio abreviado, condenaron a los imputados a cumplir una pena de 2 años de prisión de cumplimiento en suspenso. A la vez les impusieron la prohibición de acercamiento al lugar del hecho. Además, no podrán estar cerca el uno del otro. 

El hecho

El pasado  27 de diciembre una mujer junto con su pareja habían llegado hasta la zona del centro desde Rawson, ya que se dirigían al médico. Ante esto, dejaron estacionada su moto en calle Jujuy antes de Av. Libertador, donde hay unos boxes destinados a estacionamiento de motos. 

Todos sus movimientos fueron observados por Agüero y Medina, quienes estaban parados en la vereda sur de calle Libertador. En el momento en que la pareja se dirigió a la clínica, los malvivientes se acercaron hasta la moto, y a los pocos minutos lograron desplegar su maniobra delictiva.

Sin embargo, ellos no advirtieron que desde el interior de la casa de comercio de bicicletas eran observados por los empleados. Ellos vieron como Agüero se coloca un chaleco refractario de color naranja con dos tiras de color gris. Uno de ellos se sube a la moto y con su pierna hace fuerza sobre el manubrio de la misma y rompe la traba. Luego de ello, entre los dos comenzar a llevarse la moto por la vereda. Cuando llegan hasta la esquina de calle Av. Libertador, los empleados del comercio comienzan a gritarles y uno de los empleados llamó al 911. 

Agüero y Medina fueron sorprendidos, tiraron la moto y corriendo por calle Jujuy al sur. Por allí circulaba  una patrulla de la comunal, quien tomó conocimiento del hecho y comenzó la persecución de ambos sujetos. Agüero corrió por calle Jujuy con el chaleco refractario colocado y mientras corría se lo iba sacando, para luego doblar por calle Rivadavia. Por esa zona fue alcanzado por un policía en moto del grupo GAM, y allí lo detuvieron.  

Por otro lado, Medina, salió corriendo por calle Lápida al oeste. Este fue alcanzado cuando intentaba ocultarse debajo de un auto estacionado. Allí logran su aprehensión.