CONDENA

Denis cayó a un pozo y murió: los responsables no irán a la cárcel

Se trata de quienes contrataron a este joven de 27 años para trabajar en una finca, donde terminó cayendo a un hueco de 38 metros de profundidad.
jueves, 6 de julio de 2023 · 07:38

El lunes 5 de diciembre del 2022 en el departamento Pocito ocurrió un lamentable accidente laboral. Un joven de 27 años de edad se encontraba cumpliendo una tarea en una finca, cuando cayó en un pozo de casi 40 metros de profundidad, muriendo pco después. El pasado miércoles quienes fueron señalados como responsables, sus dos empleadores, fueron condenados pero sin una pena efectiva por lo que no irán a la cárcel.

La víctima fue Denis Cabanay de 27 años, quien fue contratado para realizar una perforación en una finca, para buscar agua para regadío. Ese día la tragedia comenzó alrededor de las 13:30, cuando el cable acerado que se conectaba al caño perforador instalado en un pozo de 38 metros, se cortó. Debido a esto Denis decidió bajar al hoyo, se sentó en una cincha, paso este elemento por debajo de sus axilas y así comenzó a bajar con la ayuda de su compañero que regulaba su descenso con una polea.

Si bien pudo llegar al fondo casi sin problemas, el inconveniente se dio en el ascenso. Antes de llegar a la superficie el cable que lo sostenía se cortó y Cabanay terminó cayendo sobre los dos caños que estaban enterrados debajo. Esto provocó lesiones graves en su cuerpo provocando su muerte minutos después. En ese momento Sergio Mut y Marcelo Morán, sus empleadores fueron detenidos.

Los empleadores de Cabay

Con el avance de la causa se decidió que ellos esperaran el juicio en libertad, por lo que todo este tiempo ellos no estuvieron en un calabozo. Finalmente el pasado 5 de julio, justo 7 meses después de la tragedia, el juicio llegó a su fin. Celia Maldonado, jueza de Garantías, condenó a ambos sujetos a 2 años y 3 meses de prisión en suspenso.

Esto quiere decir que no cumplirán con esta pena dentro del Penal de Chimbas. Sumado a esto, a ambos se les impuso una inhabilitación para trabajar en la perforación de pozos durante los próximos 5 años. Cabe destacar que estos sujetos no contaban con el equipamiento adecuado y aún así seguían contratando personal para realizar estas tareas.

Por ejemplo el propio fiscal del caso, Francisco Micheltorena, había informado a Canal 13 en ese entonces que esta empresa directamente no les proveía ninguna medida de seguridad a sus contratados. Sumado a esto, la máquina perforadora que utilizaban era de fabricación casera.