Se entregó Ariel Omar Pérez, el femicida de Angaco

El hombre alias ‘Guascazo’ se encontraba escondido en una vivienda de la villa cabecera del departamento. En las horas previas a su detención se conoció un terrible audio que le mandó a conocidos confesando ser el asesino de Yanina.
domingo, 18 de febrero de 2024 · 10:42

Como lo anticipó el viernes 16 de febrero, Diario 13, tras casi 72 horas de permanecer prófugo, se entregó el femicida de Angaco. Se trata de Ariel Omar Pérez de 38 años, quien se encontraba escondido en el interior de una vivienda de la villa cabecera. Personal de la UFI Delitos Especiales Nº3 a cargo del fiscal Adrián Riveros lo detuvo en la madrugada de este domingo.

En la zona donde se produjo la detención hubo mucho revuelo entre vecinos y otros curiosos que se hicieron presentes. Algunos quisieron tomar represalias contra el femicida, pero la Policía controló la situación haciendo un pequeño cordón. Se difundió un video en el que los brigadistas salen de la casa escoltados por policías de la motorizada.

El sábado se conoció un terrible audio que Pérez le mandó a sus conocidos. El femicida además de consultarles que se decía sobre él, les confesó que él había sido el que la asesinó y su justificación dejó helado a más de uno: ‘Me tenía cansado con sus amenazas la mugrienta esa...le di como cinco puñaladas’.

‘Guascazo’ carga con un antecedente de violencia de género. El hecho data del 2020 cuando le pegó bruscamente a su ex pareja, para luego ocultarse, permaneciendo prófugo dos meses. El hombre es conocedor del departamento y de sus alrededores por ser baqueano. Se sabe ubicar en el campo.

El muy buen sentido de ubicación de Pérez dificultó el rastrillaje a campo traviesa por parte de los investigadores. Sin embargo, en las últimas horas del viernes 16, Diario 13 informó que era inminente que el femicida se entregara a la Justicia.

El hecho:

El pasado jueves 15 de febrero, aproximadamente a las 10, Ariel Omar Pérez se hizo presente en el cementerio departamental donde encontró a Yanina Pérez, quien trabajaba en el lugar. El sujeto arremetió contra la trabajadora propinándole varias puñaladas y provocándole la muerte.

Pérez, valiéndose de sus conocimientos como baqueano, se ocultó por más de 48 horas cerca de la zona del femicidio.