ESTE MIÉRCOLES

Condenaron a más de 2 años a un hombre que se hacía pasar por empleado municipal

Se trata de uno de los embusteros que se presentaban como trabajadores de la Municipalidad de Capital y estafaban con materiales de construcción.
miércoles, 13 de marzo de 2024 · 17:59

Este miércoles condenaron a un hombre que junto a otro se hacían pasar por empleados de la Municipalidad de Capital y estafaban a vecinos del departamento. Al contar con antecedentes, a este sujeto se le unificó la pena, por lo que deberá cumplir en el Servicio Penitenciario Provincial una pena de 2 años y 2 meses de prisión efectiva, según informaron fuentes judiciales.

El condenado es Roberto Antonio Ponce, quien el pasado 21 de diciembre de 2022, alrededor de las 9:30 se presentó con su cómplice, Leonardo David Castro, en la Caja Interprofesional de Previsión, ubicada en General Paz y Avenida Rioja, y al observar que un camión se encontraba descargando materiales de construcción al lado de la oficina, se presentaron como empleados municipales de Capital y ofrecieron lotes de materiales de construcción que estaban en acopio y los galpones debían ser desocupados.

Una trabajadora del lugar se interesó en la propuesta y acordaron que su marido haría el trámite. Los sujetos le aseguraron que el pago del material vendría con la cuota mensual municipal y en el momento solamente debían entregar $20.000 para hacer el flete.

El marido de la trabajadora le dio a Ponce y Castro los $20.000. Luego, el supuesto obrador, los citó en calle Estados Unidos 259 Norte, Capital para que le dieran la factura correspondiente.  Cuando el damnificado llegó al lugar, lo atendió Castro diciéndole: ‘ya se fue el chofer, podemos ir a buscarlo a calle Benavidez y Colón’.

El damnificado siguió pidiendo su comprobante, pero solo encontró respuestas evasivas, por lo que decidió regresar al obrador. Estando en la puerta del mismo, acorralados por la situación, Catro y Ponce salieron corriendo y el marido de la empleada comenzó a perseguirlos.

A la persecución se sumaron efectivos policiales, que el damnificado encontró en Rawson y Maipú. En un primer momento, los estafadores se escondieron en la Ferial Municipal, y luego se mudaron al predio de Vialidad. Minutos más tarde se subieron a un colectivo, pero no tuvieron suerte, puesto que justo fueron vistos por el damnificado, quien también se subió a la unidad de Red Tulum, junto a los policías y lo detuvieron.