JUEGOS OLÍMPICOS

Un recorrido por cada rincón de la Villa Olímpica de Río 2016

Cómo es el complejo en el que se hospedan los deportistas; desde las habitaciones hasta el comedor
miércoles, 03 de agosto de 2016 · 18:56
(LA NACIÓN) La Villa Olímpica de Río 2016 cuenta con 31 torres de 17 pisos, divididas en siete bloques bautizados con nombres de íconos cariocas (Corcovado, Pão de Açúcar, Dois Irmãos, Pedra da Gávea, Arcos da Lapa, Cidade do Samba y Apoteose). Cada bloque comparte tres piscinas ubicadas en un primer piso externo que comunica a los edificios, además de un garage y una lavandería en la planta baja. En total hay 3604 departamentos para 17.950 atletas y miembros de las comisiones técnicas.

La delegación de la Argentina se hospeda en cinco pisos superiores del edificio 24 del bloque Dois Irmãos, donde también están los atletas de Cuba, Uruguay, Puerto Rico y Guam. Justo lado está el edificio de Australia, una de las delegaciones con mayor cantidad de atletas.

 

Toda la villa, que ocupa un área de más de 73.000 metros cuadrados, está en medio de un gran parque con pequeñas lagunas (una mayor ostenta una fuente de aguas danzantes), puentes y diversos lugares de esparcimiento con mucho verde y palmeras, e incluso un pequeño memorial en homenaje a atletas fallecidos. El sitio tiene varios circuitos de ciclovías que constantemente son usadas por atletas para andar en bicicleta o monopatín o salir a correr como parte de sus entrenamientos diarios.

Banderas de todos los más de 200 países y territorios que están representados en estos Juegos ondean en la avenida principal del complejo, y en el parque también hay un sector para tomarse fotos con los infaltables anillos olímpicos y un cartel de Río 2016.

En uno de los extremos del parque se ubica el centro de transportes, desde donde salen buses exclusivos para que los atletas se trasladen al Parque Olímpico, a unos 4,5 kms de distancia, o a otros lugares de la ciudad. Además hay micros internos que hacen varios recorridos por sus calles. En la parte central del parque, en tanto, están el comedor, el gimnasio cubierto y la policlínica.

El comedor se encuentra en una inmensa carpa de 300 metros de largo que tiene capacidad para 5000 personas en un mismo momento y reparte 60.000 raciones por día. Un equipo de 2500 empleados, comandados por la master chef Flávia Albuquerque, trabaja las 24 horas del día para que los atletas puedan ir allí en el momento que quieran. Por seguridad, para ingresar al comedor es necesario antes dejar cualquier bolso, mochila o paquete en un sector anterior al comedor.

Adentro, el sitio está separado en diez "islas" de acuerdo a diferentes tipos de comidas como vegetales, carnes, pasta y pizza, además de "sabores del mundo" dedicada a gastronomías especiales (brasileña, asiática, halal, kosher, etc), y varios puestos de helados, bebidas, frutas y postres.

Tal vez el lugar más concurrido por todos los atletas sea el gimnasio común de la villa, como era de esperar. Allí la actividad y el sudor es constante, también las 24 horas del día. Por más que cada delegación tenga su lugar de entrenamiento propio afuera de la villa, por el gimnasio pasan todos en algún momento.

Hay esteras para correr, máquinas elípticas, bicicletas estáticas, bancos multifunción y miles de pesas, colchonetas y sogas que se usan en un ambiente muy relajado, con música y gran fraternización.

Galería de fotos