Filosofía

La niñez de los hombres cuando crecen

¿Dónde va la niñez de los Hombres, cuando crecen?
lunes, 24 de septiembre de 2018 · 11:51

Se esconde en la adultez y el escondijo hace la simulación. Queda en algún lugar recóndito del Espíritu. Lugar que cambia. Que va y viene por dentro, que lleva el juego por los estados de ánimo. Porque procura la felicidad.

La Niñez, que niega la adolescencia, que después niega la adultez, queda incorporada. Ni como experiencia ni como recuerdo. Si no: como callada iniciación de la Existencia. No como comienzo si no como Inicio. Inicializa la Existencia del Hombre. Siempre está la Niñez.

Está bien decir: Inicializa la Vida del Hombre.

De vez en cuando, la niñez, aparece en la palabra, como sanación, para debilitar el miedo de ser-en-el-mundo.

Ese lugar recóndito no está ni pasa por la memoria. Por eso la Niñez del hombre adulto no tiene dolor: es la Niñez.

Lleva la inocencia, el asombro y la libertad, para procurar la inocencia, el asombro y la libertad frente a la destrucción del cálculo y el capitalismo. Para que la inocencia no se haga estupidez, para que el asombro no se haga enajenación y la libertad no se haga individualismo y desconocimiento.

Que el Hombre adulto lleve la Niñez, es el principio de su ser dialéctico.

Es posible observar: dónde está la niñez de los Hombres, si aparece y cómo aparece, sólo si tratamos con ese hombre. Porque la niñez es como el Yo, tiene contacto con el exterior y con el interior del Hombre. Pero va y viene, lleva el juego, y la adultez la esconde en la simulación. Por protección o por pudor.

Si es por protección, hay una actitud de oposición al daño, y si es por pudor es por la educación de la educación.

Si observamos la niñez fortalecemos la Otroriedad.

No como un trabajo de campo, si no como un juego para jugar, observo donde estará la niñez de los hombres de mi pueblo. De los hombres que trabajan la Tierra.

La Niñez de los Hombres que no se desarraigan de la Tierra, es similar a la Niñez de los Filósofos, de los Poetas, de los Músicos, de los Artistas Plásticos.

También es similar, pero no en el pudor, a la Niñez de todos los Artistas.

La niñez de los Hombres que trabajan la Tierra tiene un pudor simulado. Aparece cada tanto.

La Niñez de los Hombres obnubilados por el cálculo.

La Niñez de los Hombres que no se desarraigan de la Tierra.

O la Niñez de los Hombres que se salvan, porque vuelven a la Tierra.

Miguel A. Montoya Jamed

Otras Noticias