FILOSOFÍA

Sobre eso de “la grieta”

La Sociabilidad está destruida, y en una destrucción que no tiene la figura de una grieta. Considerarla como “una grieta” es un reduccionismo. Aún, es una ocultación de la destrucción de la Sociabilidad.
lunes, 07 de enero de 2019 · 07:00

No sé quién o quienes instalaron eso de la existencia de “la grieta”, significada como un daño o una perturbación o una ruptura de la Sociabilidad. Pienso.

La Sociabilidad está destruida, y en una destrucción que no tiene la figura de una grieta. Considerarla como “una grieta” es un reduccionismo. Aún, es una ocultación de la destrucción de la Sociabilidad. Que es compleja, como la cotidianeidad de los Hombres. Y se hace complicada, cuando se ahonda por el atravesamiento de los dogmas. Y los dogmas se adueñan de lo público cuando se niega a los individuos la construcción de Sentido.

 

Desde 1983 hasta ahora la Sociabilidad, débil, no inteligente, ha sido vulnerada hasta su destrucción, en la que convivimos.

 

Aunque “la grieta” se expone como un vocablo o una “definición”, de periodistas. Le pongo comillas, también, al término definición, porque no puedo ser riguroso en señalar lo que define.

Me provoca la representación de un territorio habitado por Hombres, con una ruptura en la superficie, que deja a unos de un lado y a otros del otro lado. Y si es publicada esta denuncia como tal o como alerta, es porque esa ruptura es muy amplia que no sería posible a Hombres no entrenados en deportes extremos cruzar de un lugar a otro. Impedimento, en lo físico, que no tiene el Hombre, en el pensamiento.

Si existe este impedimento: No hemos construido el Sujeto del Sentido.

 

En principio entiendo esa amplitud de la ruptura directamente proporcional al uso y exposición que hacen los periodistas del término “la grieta”. Detrás de esa repetición va una multitud de no-periodistas con la actitud “revelada” de señalar “la grieta”.

Me detengo en esto, no porque me encuentre al borde de algún precipicio, sino porque me atañe señalar lo que esa exposición, como verdad revelada, sacrifica a la Sociabilidad.

 

Habitamos en una diversidad de Ideas, de creencias, de propuestas de administrar lo público, de maneras y búsquedas de enfrentar las frustraciones.

 

En oposición, debemos tener: ejercicio de Aletheia, como decían los griegos.

Aletheia: esa especie de cascada de velos deslizándose para que las cosas se manifiesten, se hagan patentes, se revelen.

Aletheia-“revelación”, lo opuesto de oculto.

 

 

 

                                                                               Miguel A. Montoya Jamed

Comentarios