FILOSOFÍA

Soledad

Cuando digo soledad, estoy pensando en “sólo”, yo frente a cada Sujeto u objeto de mi entorno. Cuando comparto mi dolor o mi alegría, ese dolor o esa alegría sale de mí va hacía el otro.
martes, 12 de febrero de 2019 · 07:23

Cuando digo soledad, estoy pensando en “sólo”, yo frente a cada Sujeto u objeto de mi entorno. Cuando comparto mi dolor o mi alegría, ese dolor o esa alegría sale de mí va hacía el otro, que si me quiere trata de debilitar el dolor o de fortalecer la alegría, el dolor o la alegría vuelve a mí y en ese camino de retorno se modifica para llegar a mí igual que como salió. A eso le llamo soledad, para no involucrar otros objetos que no podría explicar si uso el concepto de “singularidad psíquica”.

Y eso es así, siempre. Así es, por debajo de la comunidad de conciencias, que hace posible el desarrollo de la Identidad. Por debajo de esa necesidad del otro.  Y no como negación del otro, sino más bien, eso sucede con la necesidad del otro. Si no hubiese una comunidad de conciencias para la Identidad de la Conciencia, no podría yo, definir el “por debajo”, para aquel ir y volver del dolor o la alegría. Aun, no podría definir el ir y el volver.

Ese modo del “ir y volver” es lo que define la singularidad o la soledad, del modo en que la expongo.

Ese es el dolor de la Existencia. El dolor de Ser-en-el-mundo.

 

 

                                                                                    Miguel A. Montoya Jamed

Comentarios