MIGUEL DE LA 14

Creencia

Del otro lado de la Palabra. Del otro lado del Cuerpo. Del otro lado de la Voluntad obstinada por la Vida. Hay un desierto, habitado por deshabitantes.
martes, 07 de mayo de 2019 · 21:22

Creencia (prosa)                                                                                                                                           

Del otro lado de la Palabra. Del otro lado del Cuerpo.

Del otro lado de la Voluntad obstinada por la Vida. Hay un desierto, habitado por deshabitantes.  

Han heredado un pueblo, con gobernante, ministros y representantes.

La gobernante gobierna las riquezas y el perdón.

Los ministros administran a los representantes. Y los representantes culpan.

Creencia: es un pueblo sin territorio y sin discusión. Los hombres y las mujeres de Creencia vagan por la soledad.

Por una soledad propia, inadvertida, inherente. Por una soledad vacía.

Vagan sin testimonios, porque sobreviven en la vacuidad de la esperanza.

A los habitantes oriundos les llaman creyentes. Y a los habitantes adoptivos o por distracción le llaman clientes. Como en el mercado.

Adoptivos son los que fueron, sin, siquiera, el último aliento de voluntad, en busca de la servidumbre, para servir.

Por distracción: son los oriundos indocumentados. Y los que se quedaron a crecer por accidente.

Cuentan que cuentan, pero nadie del pueblo puede entender lo que cuenta.

Los Hombres y mujeres, los representantes, los ministros y el gobernante, son descendientes, y todos del mismo modo descienden. 

Y todos, del mismo modo cuentan su descendencia, pero nadie del pueblo puede entender lo que cuenta.

En este pueblo, tiene origen el miedo.

 

                                                                             Miguel A.   Montoya Jamed

 

Otras Noticias